La resistencia pide que se cumplan los requisitos para el reingreso de Honduras a la OEA

San Salvador, 27 abr (EFE).- Dirigentes del Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras (FNRP) pidieron hoy en El Salvador, que será sede en junio próximo de la 41 Asamblea Ordinaria de la OEA, que su país cumpla una serie de requisitos antes de que se acuerde su reingreso al organismo interamericano.

El coordinador adjunto del FNRP, Juan Barahona, y Gilberto Reyes, integrante de la coordinación nacional del FNRP, se reunieron durante su estadía con el presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, de la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

"Estamos planteando cuatro puntos, que es el respeto a los exiliados, garantizando todos sus derechos a los ciudadanos, el respeto a la vida y estamos planteando el respeto a los derechos humanos, la convocatoria a una asamblea nacional constituyente para volver al orden constitucional en la República de Honduras", afirmó Barahona en una conferencia de prensa antes de retornar a su país.

Detalló que, además, piden que el Frente Nacional de Resistencia Popular sea reconocido como organización política con facultades y legalizada para poder participar en futuros procesos electorales.

Barahona manifestó su confianza en la mediación que han iniciado los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y Venezuela, Hugo Chávez, con miras a buscar un acuerdo que facilite el retorno de Tegucigalpa a la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Esperamos que el actual régimen de Honduras, el señor (presidente) Porfirio Lobo Sosa, pueda mostrar una decisión y una voluntad política para llegar a un acuerdo a través de los mediadores", señaló.

Sin embargo, urgió a que este acuerdo se logre durante este mes de mayo, al indicar que al Gobierno de Lobo le interesa que en la Asamblea de la OEA, que tendrá lugar en El Salvador, "Honduras sea aceptado nuevamente como miembro", después de que fuera excluido de ese organismo tras el golpe de Estado de junio de 2009, que desalojó del poder al entonces presidente, Manuel Zelaya.

"Aprobar el regreso de Honduras a la OEA sin llegar a ningún acuerdo, a ningún interés por volver al orden constitucional, significa que el golpe de Estado quedaría totalmente en la impunidad y libre cualquier otro país para que se dé otro golpe de Estado sabiendo que en Honduras no pasó nada", advirtió.

El Salvador acogerá del 5 al 7 de junio la Asamblea General de la OEA, en la que la seguridad ciudadana será el tema principal.

0
comentarios
Ver comentarios