Saneará Atotonilco parte de aguas residuales del Valle de México

Por Olga Borobio, corresponsal.

Berlín, 26 Abr. (Notimex).- La Planta de Atotonilco, que recibió en Berlín una distinción en los Premios del Agua Global, podrá sanear 60 por ciento de las aguas negras y residuales que genera el Valle de México, declaró en esta capital una fuente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Diez por ciento de esa agua ya se trata y otro 30 por ciento quedaría pendiente de procesamiento para limpiarla y reutilizarla.

Así lo señaló, en la Embajada de México, el Subdirector General de Agua Potable, Drenaje y Saneamiento de Conagua, José Ramón Ardavín, al dar a conocer detalles sobre la obra, que deberá estar lista en su mayor parte a fines de 2012.

Plantas similares aunque de menores dimensiones, se están construyendo también en base a un esquema de financiamiento público-privado para la zona meropolitana de Guadalajara.

La Planta de Atotonilco podrá limpiar 35 mil litros de aguas residuales y de lluvia por segundo. Además estará dotada de un sistema para desprender el gas metano de las aguas residuales y generar con ello 70 por ciento de la energía eléctrica que requiere para funcionar.

Lo anterior será una contribución más de esa planta al medio ambiente, porque con el uso del metano dejarán de liberarse en la atmósfera 145 mil metros cúbicos de gases de invernadero al año, al tiempo que se generán 255 Gigawatts anuales de electricidad, dijo Ardavín.

El costo del proyecto es de 10 mil millones de pesos que traducidos en euros son 552 millones, más gastos de seguros y financiamiento, que en total son 589 millones de euros.

Esta obra es la de mayor esquema público-privado en materia de agua en México. Ramón Ardavín puntualizó que es necesario que el ciudadano se de cuenta que son dos cosas distintas el suministro de agua y el servicio de drenaje.

Para ello se cobrarán ambos servicios en forma separada en el futuro, y este cobro deberá cubrir realmente los gastos de la prestación de ambos servicios.

El esquema de financiamiento público-privado contempla que el consorcio de empresas que está construyendo la planta de Atotonilco, se compromete a suministrar agua de buena calidad procedente de las aguas negras y de lluvia.

El gobierno, por su parte, pagará seis centavos de euro por litro que haya sido limpiado y a ello se añadirá, que el gobierno federal lleve a cabo una inversión masiva en la tecnificación del riego y la siembra en el campo.

La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Atotonilco y los Emisores Central y Oriente para el drenaje, forman parte de un mismo plan que se denomina "Programa de Sustentabilidad de la Cuenca del Valle de México".

"El Emisor Oriente busca dar seguridad a la población ya que la ciudad de México se encuentra en una cuenca que requiere forzosamente drenar el agua de lluvia y las aguas negras, de otra forma se inundaría la ciudad y no sería posible que ésta subsistiera" dijo Ardavín.

"El Emisor Oriente va a duplicar la capacidad de drenaje y la Planta de Atotonilco va a tratar el agua que usamos.

Hasta el momento no limpiamos el agua que utilizamos como lo hacen hace tiempo otras ciudades del mundo" incluso, en la República Mexicana, en Monterrey, señaló Ardavín, se limpia el agua y se reutiliza. Monterrey es una ciudad emblemática en ese ámbito.

"En el Valle de México no se hacía esto y ahora se va a hacer por primera vez. Las aguas residuales del Valle de México se envían a Hidalgo desde hace 100 años".

"Por eso es tan trascendente ya que se vaya a hacer después de un siglo de mandar el agua sin tratar al estado de Hidalgo. Con ello se va a cumplir una normativa desde el punto de vista ambiental y sanitario".

Ramón Ardavín agregó que además se abre la posibilidad de utilizar mejor el agua limpia, ya que el agua negra tiene un uso limitado. Así los agricultores podrán dar un mejor uso al agua ya que tendrán opción de sembrar más cereales además del maíz y la alfalfa –que se riegan con aguas negras.

Traerá para ellos y sus familias mejores condiciones de salud. "Es una deuda histórica que tenemos para con la ciudad de México y con Hidalgo, que por primera vez se va a saldar", aseveró.

Para los habitantes del Valle de México, ese nuevo servicio no significará mucho en términos de tarifas e impuestos. "Lo importante es hacernos conscientes de que una vez que utilizamos el agua ya sea para bañarnos, cocinar, lavar trastes o ir al baño, ésta se ensucia y tenemos la obligación de contribuir a su limpieza.

Heidi Storsberg, Coordinadora General de Atención Institucional, Comunicación Social y Cultura del Agua de Conagua, manifestó que la construcción del Emisor Oriente y de la Planta de Atotonilco son reforzados por el gobierno federal con programas complementarios.

NTX/OB/FSC

0
comentarios
Ver comentarios