Reprueba ONU juicios de civiles en cortes militares en Bahréin

Ginebra, 30 Ago (Notimex).- El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) denunció reportes sobre represión a pequeñas protestas en Bahréin y que al menos 264 manifestantes detenidos serán juzgados en una corte militar.

"Los manifestantes detenidos serán juzgados por el Tribunal de Seguridad Nacional que para efectos prácticos es una corte militar", afirmó el portavoz del ACNUDH, Rupert Colville, en un encuentro con la prensa.

"Hacemos hincapié en que los civiles deben ser juzgados en tribunales civiles y que toda persona detenida debe ser acusada por un delito común reconocible, debe tener acceso adecuado a un abogado y el tiempo suficiente para preparar su defensa", agregó.

El ACNUDH se mostró preocupado debido a que la mayoría de los acusados "podrían ser presos de conciencia" detenidos únicamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión y de asociación, de tal manera que "todos estos detenidos deben ser liberados", instó Colville.

Asimismo ACNUDH hizo un llamado al gobierno de Bahréin para que de a conocer los nombres de los detenidos, desde el 15 de marzo pasado, así como el lugar en el que están, los detalles sobre los cargos y la etapa en la que se encuentran los juicios.

Según datos del ACNUDH, el Tribunal de Seguridad Nacional ha emitido sentencias severas contra los manifestantes con cargos que van desde la participación en una reunión ilegal, o expresión de odio hacia el gobierno, a crímenes reales como el asesinato y la destrucción de la propiedad.

Señaló que las penas impuestas han oscilado de un año a cadena perpetua, incluso condenados a muerte.

"De acuerdo a nuestras fuentes, cerca de 124 casos presentados ante dicho órgano jurisdiccional han recibido sentencias hasta el momento".

Entre esos presentados figuran dos personas condenadas a muerte, 16 absueltos completamente y otras siete absueltos de algunos cargos, pero condenado por otros.

Finalmente, Colville lamentó que miles de personas perdieron sus empleos al ser despedidos debido a su presunta participación en protestas contra el gobierno.

"Hacemos un llamado a las autoridades nacionales para que reintegren inmediatamente a estas personas a sus empleos", llamó Colville, además de solicitar que fueran compensados por la pérdida de sus ingresos.

NTX/GS/DAS/

0
comentarios
Ver comentarios