El Consejo Derechos Humanos condena la represión en Siria y enviará una misión

Ginebra, 29 abr (EFE).- El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó hoy una resolución promovida por Estados Unidos que condena la represión de las protestas en Siria y decide el envío de una misión de investigación al país árabe.

El texto, que fue negociado a lo largo del día para lograr adhesiones, fue aprobado en una sesión especial del Consejo por 26 votos a favor, 9 en contra y 7 abstenciones.

EEUU y sus aliados europeos en el Consejo votaron a favor de la resolución, a la que se sumaron algunos africanos y latinoamericanos, como Uruguay y México, mientras el "no" vino de Rusia, China, Pakistán, y dos países latinoamericanos: Cuba y Ecuador, entre otros.

Varios países árabes miembros de este organismo de la ONU, como Jordania y Catar, se ausentaron de la votación.

El embajador sirio ante la ONU, Faysal Khabbaz Hamoui, calificó el texto de "desequilibrado" y dijo que con él se quiere enviar un mensaje erróneo al mundo.

El debate sobre la represión de las protestas políticas en Siria volvió a mostrar la tradicional división que impera en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU entre los países occidentales y los países islámicos.

Frente a la posición de la Unión Europea y Estados Unidos condenando duramente la represión ejercida por el régimen de Bachar el Asad, el grupo árabe y algunos no alineados advirtieron contra cualquier "injerencia" exterior en los "asuntos internos" sirios.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU en Ginebra, Eileen Chamberlain Donahoe, destacó que "el objetivo es dejar claro que la comunidad internacional condena fuertemente los asesinatos, detenciones y torturas de manifestantes pacíficos que están teniendo lugar en Siria, incluso mientras estamos hablando aquí".

La representante estadounidense también se refirió a la candidatura que ha presentado Siria para ingresar en el Consejo, y señaló que "no está cualificada" para ello.

"Los gobiernos que apuntan sus armas contra sus ciudadanos no tienen lugar en esta cámara (...) Estados Unidos se opone firmemente a que sea miembro y pedimos a otros miembros a que se opongan a esta candidatura".

El embajador sirio ante la ONU, Faysal Khabbaz Hamoui, defendió la actuación de su país y calificó la sesión especial sobre Siria como "un regreso a la era de la colonización".

Aseguró que las fuerzas de seguridad de su país mostraron una gran "autocontención" para evitar que se registraran víctimas entre los civiles, y dijo que "hubo grupos de vándalos que cometieron actos de violencia, 60 oficiales y reclutas murieron, al tiempo que se destruyeron" instalaciones públicas.

"La Unión Europea condena el uso de la fuerza brutal, especialmente el empleo de munición real, por las fuerzas de seguridad contra manifestantes pacíficos, que ha causado una alta cifra de muertos y heridos", dijo el embajador de Hungría, en nombre de los Veintisiete.

"La UE pide la inmediata liberación de presos políticos y defensores de los derechos humanos, y pide a Siria que investigue las violaciones de los derechos humanos", agregó.

Frente a ello, el embajador de Palestina, Ibrahim Khraishi, en nombre del Grupo Árabe, destacó que el régimen sirio reaccionó a las protestas comenzando reformas y anunciando el levantamiento del estado de emergencia vigente en el país

"El Consejo está enviando un mensaje erróneo, el del enfoque selectivo. Rechazamos cualquier intento de minar los derechos de cualquier país y de interferir en sus asuntos internos", subrayó.

Varios países latinoamericanos denunciaron igualmente ese doble rasero del Consejo, entre ellos Ecuador, cuyo embajador, Mauricio Montalvo, dijo que si bien Quito "condena la violación de los derechos humanos en cualquier lugar donde ocurra y sea quien sea que los viole", pidió que ni se condene solo a países pobres y se deje impune a países ricos "de cuello blanco".

"El mismo día que la prensa publicaba los trágicos hechos que tienen lugar en Siria, se publicaban también otras violaciones de los derechos humanos, incluso contra menores de edad por parte de un país rico", señaló el embajador, en referencia a las nuevas revelaciones sobre el trato a los presos en la base estadounidense de Guantánamo.

Antes de las intervenciones, al inaugurar la sesión, Kyung-wha Kang, alta comisionada adjunta para los derechos humanos, denunció que el régimen sirio está empleando brutales prácticas de represión contra las protestas en el país, que incluyen el asedio de ciudades enteras o la interrupción del suministro de alimentos y de electricidad.

0
comentarios
Ver comentarios