Presunto representante de las FARC aducirá su nacionalidad sueca ante juicio

Bogotá, 26 abr (EFE).- Joaquín Pérez Becerra, presunto representante de las FARC en Europa y editor de una agencia que suele difundir información de esa guerrilla, aducirá su nacionalidad sueca para afrontar un proceso en su contra en Colombia, adonde llegó deportado desde Venezuela.

Pérez, conocido con el alias de "Alberto Martínez" y que fue llevado hoy ante un juez de Bogotá para legalizar su captura, "renunció a la nacionalidad colombiana" en 2000 y desde entonces tiene la sueca, explicó a la prensa el general Carlos Ramiro Mena, jefe de la Dirección de Policía Judicial (Dijin) de Colombia.

Por ello, "hemos puesto en conocimiento de las autoridades suecas" su caso y la embajada de este país en Bogotá le ha ofrecido asistencia, teniendo en cuenta que su esposa "se encuentra en Estocolmo", dijo Mena sin entrar en más detalles.

Según las autoridades colombianas, Pérez era el "cabecilla" del frente internacional de las FARC en Europa y editor de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), con sede en Estocolmo y que suele difundir información y pronunciamientos de la guerrilla.

Después de ser detenido el pasado sábado en el aeropuerto de Maiquetía, próximo a Caracas, por tener en su contra una circular roja de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), Pérez fue deportado ayer a Colombia para afrontar un proceso por concierto para delinquir y financiación del terrorismo, entre otros delitos.

Tras la deportación, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, agradeció a su colega venezolano, Hugo Chávez, "su apoyo en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo", a través de un comunicado.

El propio Santos reveló el pasado domingo que el día anterior había llamado a Chávez para pedirle que se capturara a Pérez, quien tomó en el aeropuerto de Fráncfort (Alemania) un avión comercial con destino a Caracas.

Al igual que hizo ayer al llegar a Bogotá, Pérez defendió hoy su inocencia antes de ingresar a la audiencia judicial y negó ser "embajador" en Europa de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Esto es un juicio político, contra la libertad de expresión, para asustar a la gente que trabaja en Anncol y otros medios", denunció Pérez ante los periodistas.

0
comentarios
Ver comentarios