Maestros panameños marcharon por reivindicaciones en medio de una huelga de 48 horas

Panamá, 28 jul (EFE).- Un grupo de docentes públicos marchó hoy pacíficamente en la capital de Panamá para exigir estabilidad laboral y mejoras al sistema educativo, como parte de una huelga de dos días que cumplirá mañana su última jornada.

La caminata, que fue convocada por más de una docena de gremios docentes, salió del Parque Porras, en el centro de la capital, y concluyó sin incidentes en los predios de la Presidencia panameña, en el casco antiguo de la ciudad.

Bajo una intensa lluvia, los manifestantes corearon consignas exigiendo estabilidad laboral y respeto por la escala salarial, una transformación curricular más humanista y mejor calidad educativa.

Estas reivindicaciones dan base a la huelga de 48 horas iniciada este jueves por los gremios de educadores públicos, que la han considerado exitosa en su primera jornada, mientras las autoridades de Educación opinan lo contrario.

Una delegación de los manifestantes fue recibida en Presidencia, donde entregaron a representantes del Ejecutivo un pliego con sus peticiones, entre las que figura la creación de una comisión de alto nivel para establecer un diálogo permanente con el Gobierno sobre la problemática educativa.

Andrés Rodríguez, dirigente de la Asociación de Profesores, quien participó en la reunión en la Presidencia, confirmó a Efe que entregaron el pliego con las peticiones, y afirmó que "la huelga debe continuar mañana".

Rodríguez añadió que en esta reunión con el Ejecutivo se discutía "una propuesta", de la que no dio más detalles.

Yadira Pino, de la Asociación de Educadores de Veraguas (AEVE) que participó en la marcha, dijo a los periodistas que la huelga ha sido efectiva y que "no es por plata" sino por estabilidad laboral y calidad educativa.

Mario Almanza, otro líder docente, expresó que el balance del paro hasta ahora es "bastante aceptable", y que este escenario "abre un debate y deja ver "un problema y un conflicto" con el Ministerio de Educación.

Los docentes buscan presionar a la ministra panameña de Educación, Lucy Molinar, para que retome el diálogo con ellos sobre estos temas, incluido un incremento salarial de una magnitud no especificada por los demandantes.

Molinar dijo este jueves a los periodistas que nadie gana con una medida de presión como la huelga en marcha, y que si bien respeta el derecho a disentir pidió a los gremios que sean correctos en la forma de hacerlo y no afecten a los estudiantes.

Admitió que el diálogo con los gremios docentes sigue abierto, pero que en diez reuniones previas no se llegó a conclusiones.

Molinar señaló que los centros docentes particulares dieron clases regularmente este jueves, al igual que "muchos" centros educativos públicos, aunque no precisó cuántos.

Las autoridades educativas coordinaron con el Sistema de Protección Civil y de la Policía Nacional el envío de personal de estas entidades a escuelas y colegios a los que no hayan asistido los educadores para dictar charlas sobre seguridad en casos de desastres y sobre cómo puede evitarse el formar parte de las pandillas, entre otros temas.

0
comentarios
Ver comentarios