Urge aislar al régimen de Al-Assad por masacre en Siria: Le Monde

París, 26 Abr (Notimex).- El régimen del presidente Bachar Al-Assad debe ser aislado y sancionado, ya que no es posible la "complacencia" que muestra la comunidad internacional en torno a la represión en Siria, que ya se volvió masacre, estimó hoy el diario Le Monde.

En su editorial "La insoportable excepción siria", el periódico francés lamentó la inmovilidad del mundo respecto a la situación en Siria, donde los muertos se cuentan por cientos y los heridos por miles desde que inició la revuelta antigobierno hace un mes y medio.

Al-Assad respondió con violencia ante las protestas y se beneficia de una impunidad internacional de la que no dispusieron, antes que él, ni el egipcio Hosni Mubarak, ni el libio Muamar Gadafi, ni el tunecino Zine El Abidine Ben Ali, "hay una extraña excepción siria", indicó.

Refirió que la víspera, "coronando" cuatro días de sangrienta represión en todo el país, el régimen sirio envió tanques e infantería para "castigar" a la pequeña ciudad de Dera, la primera que desafió al poder convirtiéndose en epicentro de las protestas.

El presidente sirio quizá decidió romper la rebelión haciendo de Dera un "ejemplo", como su padre martirizó a la ciudad de Hama en febrero de 1982 -con un saldo de millares de muertes- para frenar una rebelión, recordó.

El asalto sobre Dera ocurrió después del "baño de sangre" del pasado viernes a la salida de las mezquitas, cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra los manifestantes pacíficos, causando la muerte de cientos de personas.

La represión no había dejado tantos muertos en Egipto o en Libia cuando la comunidad internacional se movilizó, pero en este caso "¿Damasco pesa más sobre el equilibrio estratégico de la región que el Cairo o Trípoli?, se cuestionó.

En el poder desde hace 40 años, la familia Al-Assad pertenece a la minoría alaui (disidencia del islam chiita) y controla el país con el apoyo otras minorías, cristiana y druze. Tejió estrechos lazos con Irán, el partido libanés hezbolá (Partidos de Dios) y Turquía.

La desaparición de este clan daría paso libre, se dice, a los hermanos musulmanes, activos sunitas, por lo que " se tolera en Damasco lo que se condenó El Cairo y Trípoli. Esta complacencia ya no es posible, es necesario aislar y sancionar al régimen sirio", concluyó.

NTX/VRR/FJ/

0
comentarios
Ver comentarios