Refugiados libios quedan atrapados en fuego cruzado en la frontera tunecina

Ginebra, 29 abr (EFE).- Los duros enfrentamientos entre las fuerzas rebeldes y los soldados fieles a Muamar al Gadafi en la frontera libio-tunecina han frenado el éxodo de refugiados que estaban abandonando el país y que ahora se encuentran en zona de fuego cruzado.

Así lo alertó hoy el Alto Comisionado de Derechos Humanos para los Refugiados (ACNUR) quien se mostró "muy preocupado" por la situación.

Antes de que comenzaran los enfrentamientos en esa región, una media de 3.000 personas abandonaban libia en dirección a Túnez diariamente.

Muchos de los que huían -la mayoría familias enteras- y que no han podido atravesar la frontera se han agolpado entorno al campo de refugiados de Dehiba.

El campo, que tiene una capacidad de 950 personas, acogía el jueves por la mañana a más de 2.000 "una cifra que esperamos que aumente en las próximas horas", especificó Melissa Fleming, portavoz del ACNUR.

Estas cifras se suman a los más de 30.000 refugiados libios a los que han dado albergue familias locales residentes en la frontera.

Por otra parte, Fleming alertó sobre el número creciente de refugiados que han perecido o "desaparecido" en el mar, dado que se sabe que huyeron de Libia en barco y nunca llegaron a la otra orilla.

El ACNUR cifra el número de desaparecidos el alta mar en unas 800 personas.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que ha detectado 500 personas heridas -tanto libios como inmigrantes extranjeros- que necesitan pronta evacuación desde la sitiada ciudad costera de Misrata, bajo las bombas de las fuerzas leales a Gadafi desde hace semanas.

La idea de la OMS es fletar un barco para poder evacuarlas hacia la ciudad "liberada" de Bengazi, una operación que aún está en preparación.

El navío fletado por la Organización Mundial de las Migraciones (OIM) están realizando hoy su sexta travesía desde Bengasi hasta Misrata, donde dejará 180 toneladas de ayuda humanitaria, agua y 20 toneladas de pañales para bebés.

El barco también transporta médicos y enfermeras que se quedarán en Misrata ayudando en los saturados hospitales.

Asimismo, cuando el barco haga el viaje de vuelta seguirá evacuando inmigrantes atrapados en Libia, como ha hecho hasta la fecha con 5.512 trabajadores extranjeros.

0
comentarios
Ver comentarios