Por segunda vez, Obama promete la reforma migratoria a Hispanos

En entrevista, el presidente estadounidense Barack Obama se dirigió a los votantes hispanos a quienes les prometió una reforma migratoria, de ser reelegido en noviembre de este año,  que no logró en su primer

Washington.- El presidente estadounidense Barack Obama dijo ayer a los votantes hispanos que no les costará trabajo decidirse en las elecciones presidenciales debido a que es el único que apoya una reforma migratoria integral.

 

Durante una entrevista con Eddie Piolín Sotelo, Obama cree que será reelegido en noviembre de este año y que con ello podrá plantear la reforma migratoria que no logró en su primer mandato. 

 

“Mi Presidencia no se acabó. Aún tengo cinco años por delante. Y vamos a resolver esto”, respondió Obama a Piolín Sotelo.

 

“Pero al fin y al cabo, la única manera que lo vamos a lograr es con la aprobación del Congreso, por eso tenemos que mantener la presión”, añadió el Presidente demócrata.

 

Obama insistió en que tuvo que concentrarse en la grave situación económica en el primer tramo de su presidencia, pero que también promulgó recortes de impuestos, una reforma sanitaria y ayudas para evitar los desalojos producto de la crisis inmobiliaria, medidas que beneficiaron a los hispanos.

 

Eddie Piolín le recordó al Presidente que prometió la reforma migratoria, para hallar una solución legal que beneficie a unos 11 millones de indocumentados, como un hecho en el primer año de su Presidencia.

 

“Sólo habría roto mi promesa si no lo hubiera intentado. Pero al fin y al cabo sólo soy un hombre. No vivimos en una monarquía, no soy el rey”, respondió Obama.

 

El mandatario de EU acusó a los líderes republicanos que compiten actualmente para lograr la candidatura presidencial de oponerse abiertamente a la reforma, incluso en su versión más ligera, como la denominada Dream Act, una propuesta de ley atascada desde hace más de un década en el Congreso para dar una salida legal a los jóvenes sin papeles.

 

“Desgraciadamente creo que existe una tendencia política muy centrada en una actitud negativa frente a la inmigración”, advirtió Obama.

 

Un 67% de los hispanos que acudieron a las urnas en 2008 votó por Obama, pero su índice de popularidad se mantenía en torno a 49% en diciembre pasado, según sondeos.

 

También resaltó los cambios administrativos que ha promovido para mitigar los efectos de las casi 400 mil  deportaciones anuales ocurridas durante su gobierno.

 

El gobierno de Obama ha dicho que quiere enfocarse en las deportaciones de pandilleros, criminales y otras personas consideradas más peligrosas que en mujeres embarazadas, estudiantes y residentes de mucho tiempo sin antecedentes delictivos.

 

Pese a que apoya la reforma inmigratoria, Obama ha hecho pocos progresos en ese terreno, lo cual atribuye a los legisladores republicanos, a quienes acusa de no estar dispuestos a colaborar.

 

El mandatario de EU acusó a los líderes republicanos que compiten actualmente para lograr la candidatura presidencial de oponerse abiertamente a la reforma, incluso en su versión más ligera, como la denominada Dream Act, una propuesta de ley atascada desde hace más de un década en el Congreso para dar una salida legal a los jóvenes sin papeles.

 

“Desgraciadamente creo que existe una tendencia política muy centrada en una actitud negativa frente a la inmigración”, advirtió Obama.

 

Un 67% de los hispanos que acudieron a las urnas en 2008 votó por Obama, pero su índice de popularidad se mantenía en torno a 49% en diciembre pasado, según sondeos.

 

También resaltó los cambios administrativos que ha promovido para mitigar los efectos de las casi 400 mil  deportaciones anuales ocurridas durante su gobierno.

 

El gobierno de Obama ha dicho que quiere enfocarse en las deportaciones de pandilleros, criminales y otras personas consideradas más peligrosas que en mujeres embarazadas, estudiantes y residentes de mucho tiempo sin antecedentes delictivos.

 

Con información de agencias: AP y AFP.

0
comentarios
Ver comentarios