Realizan último ensayo general antes de la boda real

Por Marcela Gutiérrez Bobadilla. Colaboradora

Londres, 27 Abr (Notimex.).- Unos mil miembros de las Fuerzas Armadas realizaron el último ensayo general antes de la boda real del viernes, mientras que algunos turistas instalan casas de campaña frente la Abadía de Westminster para tener la mejor vista del paso de los novios.

Durante este miércoles las calles del centro de Londres presenciaron la procesión de la guardia montada (Royal Cavalry), que cabalgó de su base en el centro de Londres, hacia el Palacio de Buckingham.

Luego prosiguió hacia la Abadía de Westminster, junto a los dos carruajes de lujo que transportarán a los novios y a la reina Isabel II.

El ensayo tuvo la precisión militar que deberá tener el próximo viernes, pero sin el barullo de la gente, y las banderas británicas que cientos de personas ondearán al paso de los novios después de la ceremonia religiosa.

Mientras, más turistas de todo el mundo y prensa internacional se dieron cita este miércoles afuera de la Abadía de Westminster, que desde el martes está cerrada al público debido a los ensayos generales privados.

Una pareja de españoles, que por coincidencia viajó a Londres esta semana dijo a Notimex que "es más problema que ventaja porque no te dejan entrar a ningún lado, todos los sitios están cerrados", por la boda real.

El mexicano, Carlos Ortega, quien se unirá a las celebraciones en las calles, comentó que a él "le llama la atención (la boda) porque en Latinoamérica no hay reyes, pero a los británicos les da igual."

La policía se encuentra en alerta máxima ante cualquier sospecha y este miércoles Scotland Yard acordonó la zona por una amenaza de bomba cerca del número 10 Downing Street, residencia oficial del primer ministro británico.

Los oficiales de la Policía Metropolitana, a cargo de la seguridad del evento, pidieron al público que se alejara.

"Si es un explosivo obviamente estamos demasiado cerca", dijo uno de los oficiales y fue hasta entonces cuando turistas y reporteros nos retiramos del lugar, que minutos después fue reabierto al tráfico.

Mientras, un grupo de manifestantes, postrado desde hace meses afuera del Parlamento, a un costado de la Abadía de Westminster, porta consignas contra la guerra de Irak y Afganistán, mientras que uno de ellos protesta contra el sistema de justicia británico.

Los manifestantes pasan desapercibidos porque sus casas de campaña asemejan a las del público que desde el martes llegó a acampar para ver a los novios.

Sheree Zielke de Canadá dijo que "es increíble estar aquí, es una fiesta, un carnaval", mientras que otra pareja viajó desde Carolina del Norte en Estados Unidos, para no perderse lo que calificó como el evento público "más esperado de los últimos 30 años".

Además, el las primeras horas de la noche una multitud se reunió en las afueras de la Abadía de Westminster en espera de la llegada del príncipe Guillermo y Kate Middleton quienes realizarían su último ensayo general antes de la boda del viernes.

Los novios pasarán su última noche de solteros por separado, ella en el lujoso Hotel Goring, y él en una íntima cena familiar con su hermano el príncipe Harry, su padre el príncipe Carlos y su esposa Camila.

NTX/MGB/SRA/BODA11

0
comentarios
Ver comentarios