Continúan protestas en mundo árabe pese a ofertas de gobernantes

Madrid, 28 Feb (Notimex).- El presidente de Yemen, Ali Abdalá Saleh, propuso hoy a la oposición participar en un gobierno de unidad nacional, en un intento por poner fin a las protestas que exigen su renuncia, similares a las que tienen lugar en Libia, Bahrein y Omán.

En medio de las manifestaciones que sacuden el país desde el pasado 11 de febrero, Saleh propuso que en ese nuevo gabinete participe la oposición, pero que su partido mantenga las carteras principales, informó la presidencia citada por la agencia yemenita de noticias SABA.

El mandatario yemenita manifestó su disposición de formar un gobierno de unidad nacional "en las próximas 24 horas" si la alianza opositora, que agrupa a los cinco principales partidos de la oposición, presenta sus candidatos.

Sin embargo, la oposición rechaza la propuesta del presidente -que forma parte de un plan de ocho puntos con el que el mandatario respondió a las protestas que exigen su dimisión- y reiteró su demanda de que Saleh renuncie.

"La oposición decidió estar con el pueblo en su pedido de terminar con el régimen, y no se puede volver atrás en esto", dijo Mohammed al-Sabry, vocero del principal partido opositor, el Islah. Dejó claro que de ninguna manera participará en un gobierno que "ahogue las demandas del pueblo".

La alianza opositora convocó un "Día de la Ira" para mañana martes en todo Yemen para exigir la renuncia de Saleh y protestar por la represión policiaca contra los manifestantes, que ha dejado 17 muertos y cientos de heridos.

En el marco del décimo octavo día consecutivo de protestas, miles de manifestantes salieron este lunes a las calles en diversas ciudades del norte y sur del país para pedir el fin del régimen de Saleh, en el poder desde hace 32 años.

Las manifestaciones en demanda de un cambio de gobierno también continuaron este lunes en Omán y Bahrein.

En Omán, decenas de manifestantes intentaron asaltar este lunes una comisaría de policía en Sohar, a 200 kilómetros al norte de Mascate, antes de ser dispersados con bombas lacrimógenas por las fuerzas de seguridad, en el marco del tercer día de protestas.

El sultán Qaboos bin Saeed de Omán ofreció reformas democráticas y ordenó la liberación de opositores detenidos durante las recientes protestas, en las cuales al menos seis personas han muerto, sin lograr desalentar las manifestaciones.

En Bahrein, cientos de personas protestaron frente al Parlamento para exigir reformas democráticas en el á+is, gobernado por una monarquía.

No obstante, el príncipe heredero de Bahrein, el jeque Salman bin Hamad al-Khalifa, aseguró que la calma ha regresado a este reino del Golfo Pérsico, por lo que se cumplen las condiciones para iniciar negociaciones con la oposición.

NTX/GMP/MSC/TIEMPO09

0
comentarios
Ver comentarios