SÍGUENOS EN

Nacional

Crean programa para preservar zonas protegidas en Yucatán

Mérida, 30 Ago. (Notimex).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), puso en marcha un programa que busca preservar las zonas de manglares del país e importantes especies de fauna en peligro de extinción, a través de comités integrados por ciudadanos.

El subprocurador de Auditoria Ambiental de la Profepa, Arturo Rodríguez Abitia, indicó en entrevista que en México existen poco más de 350 mil hectáreas de manglares, la mayoría ubicada en la región sur sureste del país.

Recordó que esos ecosistemas son vitales para muchas especies de peces, así como de flora y fauna que convergen en esos sitios y que, sin duda, han sido impactados por el crecimiento de los asentamientos humanos en esos puntos.

De tal modo, que el gobierno federal se dio a la tarea de crear lo que se denominó "Comités de Vigilancia Ambiental y Participación", que son integrados con gente de los ejidos o asentamientos que convergen en las zonas de manglares o bien, en sitios estratégicos para la reproducción de especies amenazadas.

En ese marco, este día se puso en marcha el Comité para la Protección del Mangle en el Ejido de Sisal, Hunucmá, sitio que ha visto sus zonas de manglares verse impactadas por las actividades humanas.

De igual modo, se estableció el Comité de Protección para el Mono Araña, en la localidad de Punta Laguna, ubicado en la ciudad oriental de Valladolid, a unos 130 kilómetros de la capital yucateca.

Ese lugar es el único distribuidor natural que queda de ese primate en todo el territorio estatal, la cual es consideraba como una especie amenazada desde hace ya mucho por parte del gobierno federal, precisó el funcionario.

"Ahora, la idea es involucrar a las personas que viven en Punta Laguna en el cuidado y preservación de este último e importante bastión para la reproducción y preservación de esta especie en suelo yucateco, lo mismo que en Sisal, en donde se busca cuidar y recuperar incluso zonas de manglares afectadas", subrayó.

Estos comités reciben apoyo y financiamiento para poder adquirir el equipo y capacitación necesarias para realizar su trabajo y la respuesta ha sido muy positiva, pues la gente ha aprendido que al cuidar el ambiente, también cuidan una importante fuente de recursos para el sustento propio.

Posteriormente, el funcionario federal encabezó la entrega de certificados del Programa Nacional de Auditoría Ambiental en las instalaciones de la Gerencia Regional de Transmisión Peninsular de la Comisión Federal de Electricidad a esa y otras empresas que han mejorado sus sistemas operativos para hacerlos más amigables con el medio ambiente.

NTX/TAM/JCG/AJV/AEG