Colón mantiene el protagonismo en el montículo y Polanco con el bate

Houston (EEUU), 28 abr (EFE).- El abridor dominicano Bartolo Colón mantuvo el protagonismo de la serpentina latinoamericana dentro de las Grandes Ligas para lanzar pelota ganadora que le permitió acaparar los reflectores en la jornada de las Grandes Ligas como el latinoamericano más destacado.

Colón lanzó con poder y control, mientras que su compatriota el segunda base Robinson Canó pegó jonrón de tres carreras, y los Yanquis de Nueva York vencieron 3-1 a los Medias Blancas de Chicago.

El serpentinero dominicano dejó su registro en 2-1 después de superar sobre el montículo del "Yankee Stadium", de Nueva York, al estelar Mark Buehrle.

Aunque la temperatura ambiente en la ciudad osciló en los 70 grados Farenheit (21 centígrados), el dominicano provocó que se incrementara en el campo de juego con la serpentina que lanzó en ocho entradas completas.

Colón permitió siete imparables, una carrera, dio una base y retiró a seis por ponche para apuntarse la victoria.

En dos inicios esta temporada, Colón, que ganó el Cy Young de la Liga Americana en el 2005, suma dos victorias.

Esta vez enfrentó a 31 enemigos, a quienes dominó con 99 envíos, 65 de ellos a la zona perfecta del strike, y dejó en 2,77 su promedio de efectividad.

El cerrador panameño Mariano Rivera (8) se acreditó el rescate en el último episodio, ponchando a uno.

Mientras que Canó (6) se voló la barda en el primer episodio con dos corredores por delante. El dominicano superó a Buehrle, a quien le desapareció la pelota del campo por el jardín derecho.

En la misma línea de eficiencia, pero con el madero, el tercera base dominicano Plácido Polanco demostró que continúa con el bate caliente y ayudó a los Filis de Filadelfia a hacerse de una victoria por 8-4 sobre los Cascabeles de Arizona.

Polanco de 5-4 con tres anotadas y continúa con el bate caliente al conectar cuatro de los 12 incogibles de los Filis, y amplió a ocho su racha de juegos seguidos pegando de hit.

Si Colón mostró madurez en su trabajo, su compatriota el relevo Pedro Beato fue protagonista al conseguir su primer triunfo en las mayores, al llevar a los Mets de Nueva York a una victoria por 6-3 sobre los Nacionales de Washington.

La victoria fue para Beato (1-0), que lanzó un episodio, permitió un imparable y una carrera. Beato hizo 17 envíos, nueve de ellos a la zona perfecta, ante cuatro bates enemigos para acreditarse su primer triunfo en las Grandes Ligas.

El cerrador venezolano Francisco Rodríguez (6) lanzó un episodio, permitió un imparable y ponchó a uno para acreditarse el rescate.

Otro cerrador venezolano, Eduardo Sánchez, también se apuntó salvamento en el triunfo de los Cardenales de San Luis por 6-5 sobre los Astros de Houston.

Sánchez (1) lanzó un episodio, permitió tres imparables, dos carreras, y retiró a dos por la vía del ponche para acreditarse su primer rescate.

El relevista cubano Aroldis Chapman (2-0) salió del peligro con las bases llenas en el octavo episodio gracias a su recta de 101 millas por hora (163 kilómetros por hora) y también dominó en el noveno tras recibir un sencillo con dos "outs" para ayudar a los Rojos de Cincinnati a ganar 7-6 a los Cerveceros.

El cerrador dominicano Francisco Cordero trabajó perfecta la décima entrada para quedarse con su cuarto rescate en igual número de oportunidades.

En los bates destacó el poder del bateador designado venezolano Juan Rivera, que se voló la barda pero los Azulejos de Toronto perdieron 6-7 ante los Vigilantes de Texas.

Rivera (2) pegó de cuatro esquinas en el séptimo episodio en castigo a los lanzamientos del relevo Coddy Epley, a quien le botó la pelota por todo lo alto del jardín izquierdo, para irse de 4-3 con dos remolcadas y anotada.

Aunque no contó con la misma explosividad en el ataque, el segunda base colombiano Orlando Cabrera jugó con un bate oportuno y productivo y remolcó tres carreras para los Indios de Cleveland, que vencieron 7-2 a los Reales de Kansas City.

Cabrera pegó doble de tres carreras en el primer episodio para dirigir el triunfo de los Indios.

El colombiano llevó a los Indios a conseguir su noveno triunfo consecutivo en su campo al conectar imparable de dos almohadillas por lo profundo del jardín central ante el abridor Jeff Francis para coronar racimo de cinco carreras en la primera entrada.

Cabrera pegó una vez en tres oportunidades y remolcó tres anotaciones para convertirse en el bate clave de los Indios.

Con el mismo protagonismo estuvo el bateador designado dominicano Vladimir Guerrero, que pegó sencillo remolcador de la carrera del triunfo de los Orioles de Baltimore por 5-4 sobre los Medias Rojas de Boston.

Los Orioles perdieron una ventaja de 4-0 en la parte alta del octavo episodio, pero recuperaron el control con el batazo de Guerrero, que se fue 4-1 con remolcada.

También jugando con madero productivo, el único tolete latinoamericano de los Marineros de Seattle, el receptor dominicano Miguel Olivo, pegó tres imparables para ayudar a su equipo a conseguir una victoria por 10-1 sobre los Tigres de Detroit.

Olivo salió con bate eficiente para viajar cuatro veces a la caja y hacer contacto en tres ocasiones, con una remolcada y dos anotadas.

0
comentarios
Ver comentarios