El rey bareiní respalda la propuesta de reformas tratada en diálogo nacional

Manama, 28 jul (EFE).- El rey bareiní, Hamad bin Isa al Jalifa, expresó hoy su apoyo a las recomendaciones de reformas políticas adoptadas durante el diálogo nacional, que tiene el fin de salir de la crisis política pero cuenta con el rechazo de la oposición.

En un discurso, el monarca reiteró su "respaldo" a todos los consensos alcanzados en ese diálogo nacional, en el que se ha estudiado la elección de los miembros del Parlamento, la independencia del poder judicial y el fortalecimiento de los derechos humanos.

"Tengo la confianza de que el pueblo bareiní es capaz de mantener la unidad y afrontar los desafíos", aseguró Al Jalifa, quien recibió hoy la propuesta.

En este sentido, el presidente del Parlamento bareiní, Jalifa bin Ahmed al Dahrani, expresó su seguridad en que "el rey asegurará los consensos alcanzados, mantendrá el espíritu de diálogo y continuará con el proceso de reforma".

El documento incluye la propuesta de que se otorguen mayores poderes al Parlamento, un sistema electoral justo y la armonización de la legislación nacional con los compromisos internacionales en materia de derechos humanos.

Al Dahrani, que dirigió el diálogo nacional, aseguró que "el diálogo debe sustituir a la violencia" y expresó su esperanza de que se acabe con la lacra de la tensión sectaria.

La crisis política en Baréin se prolonga desde el inicio de las protestas políticas, el pasado 14 de febrero, que evidenciaron el conflicto sectario en el país, donde el 70 por ciento de la población es chií pero está gobernado por una monarquía suní.

"No estamos pidiendo a nadie que renuncie a sus creencias. Estamos pidiendo a todos unirse detrás de una visión compartida de nuestro futuro", subrayó Al Dahrani.

El diálogo nacional, que empezó el pasado día 2, fue convocado por el rey para impulsar reformas políticas y poner fin a la crisis y la división sectaria, pero ha sido muy criticado por la oposición.

De hecho, el principal grupo opositor, el chií "Al Wifaq", decidió retirarse del diálogo porque no era representativo y en protesta por las detenciones de activistas y políticos chiíes.

También los grupos de la oposición liberal expresaron el pasado 23 de julio su desconfianza hacia el resultado del diálogo porque sus opiniones no han sido tenidas en cuenta.

Según un comunicado de las autoridades bareiníes, el objetivo del diálogo era construir un consenso basado en las más de 150 propuestas presentadas por los 300 participantes en los asuntos más importantes de los ámbitos político, económico, social y de derechos humanos.

En las protestas para pedir reformas democráticas en el pequeño reino de Baréin han muerto una treintena de personas, mientras que decenas de detenidos han sido llevados ante la justicia.

La oposición bareiní exige la instauración de una monarquía parlamentaria, con una nueva Constitución que permita al pueblo elegir un gobierno y un Parlamento independientes.

0
comentarios
Ver comentarios