Sugiere CDHDF cambiar ley que prohibe a sacerdotes opinar de política

* Reprueba irrupción en la Catedral

México, 26 Abr. (Notimex).- El ombudsman capitalino Luis González Placencia aseguró que no existe problema alguno en que los ministros de culto hablen de política, siempre y cuando respeten en sus discursos los derechos humanos y la integridad de las personas.

En entrevista el presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) destacó que la percepción de que los ministros de culto no deben expresar sus opiniones desde el púlpito ha cambiado en el tiempo y cada vez más de ellos lo hacen.

Agregó que es conocido el origen de la disposición que prohibe a ese sector pronunciarse sobre política, a favor o en contra de partidos políticos, y "creo que las condiciones hoy son totalmente distintas a las que dieron lugar a una prohibición como esa y lo que hemos visto es más bien una situación de tolerancia".

Cuando las expresiones no dañan la integridad de una persona, dijo, son bienvenidas como cualquier otra opinión, por lo que "esa legislación podría revisarse a la luz de los tiempos y establecerse límites claros en torno a lo que comento, es decir el respeto irrestricto de la integridad de los destinatarios de estos discursos".

Lo que la CDHDF sostiene es que si bien es cierto que la libertad de expresión no debe reconocer límites, hay una responsabilidad personal de quien emite las opiniones en el sentido de saber que tienen un impacto social y lo que es una opinión se puede convertir en una acción, expresó González Placencia.

Explicó que ello implica una responsabilidad personal, ética y moral de quien emite una opinión, de quien tiene la posibilidad de acceder a los grandes públicos para generar mensajes que no inciten al odio o la violencia, es decir que no sean contrarios a los derechos humanos.

Recordó que existe una disposición que prohibe a los ministros de culto pronunciarse sobre temas de política, en favor o en contra de partidos políticos y "creo que las condiciones hoy son totalmente distintas a las que dieron lugar a una prohibición como esa y lo que hemos visto es más bien una situación de tolerancia".

En ese sentido, consideró que cuando las expresiones no dañan la integridad de una persona son bienvenidas como cualquier otra opinión que se emita.

La legislación que prohibe a los ministros de culto pronunciarse sobre los temas referidos, propuso, "podría revisarse a la luz de los tiempos y establecerse límites claros en torno a lo que comento, es decir el respeto irrestricto de la integridad de los destinatarios de estos discursos".

En cuanto a los hechos ocurridos el domingo pasado en la Catedral Metropolitana, el ombudsman capitalino externó que se tiene poca información sobre las motivaciones que tuvieron las personas que irrumpieron la misa, pero "desde luego no acompañamos ninguna demostración de violencia".

Por el contrario, opinó, es importante mantener el respeto en general por todos los cultos, y mencionó que ya intervinieron algunas autoridades y no se encontraron responsabilidades penales, pero es importante hacer una declaración en términos de reprobar acciones de este tipo.

NTX/MAS/MMM

0
comentarios
Ver comentarios