Producción de Toyota cae 31.3 por ciento en el mundo durante marzo

Akio Toyoda, presidente de Toyota dijo que será hasta noviembre o diciembre de este año cuando la armadora recupere el nivel habitual de producción

La producción de Toyota, líder mundial del motor, cayó un 61,5 por ciento en Japón y un 31,3 por ciento en todo el mundo en marzo, cuando el tsunami que asoló el noreste del archipiélago nipón paralizó fábricas e interrumpió la cadena de suministros.

El gigante automovilístico japonés produjo en marzo 162.309 unidades en sus factorías domésticas, incluidas las de sus marcas Daihatsu y Hino, un 61,5 por ciento menos que en el mismo mes de 2010.

En el resto del mundo fabricó 591.240 unidades, un 31,3 por ciento menos que en marzo del año pasado, según informó hoy el grupo en un comunicado.

El terremoto y el tsunami del 11 de marzo interrumpieron gran parte del trabajo en las 18 plantas de Japón en Toyota, que retomó la actividad en todas ellas el pasado 18 de abril, aunque a un ritmo del 50 por ciento.

La semana pasada, el grupo que preside Akio Toyoda anunció que espera recuperar el nivel habitual de producción solo para noviembre o diciembre, aunque está previsto que el proceso de normalización comience gradualmente en verano.

En todo el año fiscal 2010, que terminó el pasado 31 de marzo, la producción de Toyota creció un 1,1 por ciento hasta más de 8,24 millones de vehículos.

Sus ventas en Japón descendieron un 7,1 por ciento, hasta 2,01 millones, mientras que sus exportaciones crecieron un 3,1 por ciento hasta 1,8 millones de unidades, indicó el grupo.

El desastre del 11 de marzo afectó también a los otros grandes grupos nipones del motor, como Nissan, cuya producción en Japón cayó ese mes un 52,4 por ciento, hasta las 47.590 unidades.

A nivel global, sin embargo, la producción de Nissan registró en marzo un crecimiento histórico del 9 por ciento, hasta 382.704 vehículos, gracias a un aumento del 33 por ciento en sus fábricas de fuera de Japón.

Destacó el aumento de la producción en España, donde se disparó un 89,3 por ciento en marzo hasta las 14.959 unidades, principalmente por la creciente demanda de los modelos Nissan Primastar y NV200, según el fabricante nipón.

En el año fiscal 2011 el grupo fabricó más de 4,21 millones de unidades en todo el mundo, una cifra récord que supone un aumento del 24,5 por ciento respecto al año anterior.

La producción en Japón se incrementó un 4,6 por ciento hasta 1,07 millones de vehículos, mientras que la de sus fábricas en el exterior aumentó un 33,2 por ciento hasta el máximo histórico de 3,14 millones de unidades.

En cuanto a las ventas en Japón, en el mes de marzo cayeron un 35,7 por ciento por los efectos del seísmo y el fin de las ayudas estatales a la adquisición de vehículos, mientras en todo el año fiscal el descenso fue del 7,1 por ciento.

Las ventas globales de Nissan, sin embargo, aumentaron en marzo un 12,9 por ciento hasta las 487.278 unidades, al tiempo que en todo el ejercicio crecieron un 17,4 por ciento, hasta 4,24 millones de vehículos.

0
comentarios
Ver comentarios