El Banco de Japón recorta en un punto su previsión de PIB para 2011

Tokio, 28 abr (EFE).- La economía de Japón crecerá en el año fiscal 2011 un 0,6 por ciento, un punto porcentual menos de lo previsto inicialmente, debido al seísmo del 11 de marzo, según las estimaciones difundidas hoy por el Banco de Japón (BOJ).

El Producto Interior Bruto (PIB) nipón se recuperará sin embargo en el año fiscal 2012, que comienza en abril, y crecerá un 2,9 por ciento, por encima del 2 por ciento calculado en enero, según el pronóstico del BOJ.

En su informe bianual de perspectivas económicas, el banco central nipón revisó además al alza su previsión de crecimiento del Índice de Precios al Consumo y lo situó en 0,7 por ciento para 2011, frente al 0,3 por ciento que estimaba a principios de este año.

Para 2012, pronosticó que los precios avanzarán a su vez un 0,7 por ciento, una décima más de lo que preveía en enero.

El documento del BOJ destaca que las perspectivas de la economía nipona, que desde principios de este año "estaba saliendo de una fase de desaceleración", han cambiado de una forma "significativa" a causa del terremoto y el tsunami que asoló el noreste del país.

"Como resultado, inevitablemente la economía continuará afrontando una presión a la baja", señala el Banco de Japón.

No obstante, afirma que en la segunda mitad del presente año fiscal, que concluye en marzo de 2012, la economía nipona podría recuperarse a un ritmo más rápido por un efecto "rebote", en un contexto de "aumentos en las exportaciones y la producción"

Según la entidad emisora, a corto plazo se harán sentir las consecuencias de los problemas en la cadena de suministros, que al remitir posteriormente harán más evidentes "los efectos positivos" de las inversiones para la reconstrucción.

El terremoto de 9 grados en la escala de Richter que arrasó el 11 de marzo pasado varias zonas del noreste de Japón devastó numerosas fábricas y produjo interrupciones en la cadena de suministros de numerosas industrias, incluida la del potente sector automovilístico.

Desencadenó además una crisis nuclear que continúa abierta y que creó serios problemas en el suministro eléctrico de algunas áreas, además de amenazar con crear una situación de escasez energética en los calurosos meses de verano.

El Banco de Japón emite su informe de perspectivas económicas dos veces al año, en abril y octubre.

0
comentarios
Ver comentarios