La OEA aprueba su presupuesto para 2012 en sesión extraordinaria

Washington, 31 oct (EFE).- La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó hoy su presupuesto para 2012 en una asamblea extraordinaria, en la que se puso de manifiesto la necesidad de "planificación" económica del organismo ante los problemas financieros que atraviesa.

"Tenemos un presupuesto balanceado y esta es una institución que no tiene deuda", dijo el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, aunque advirtió también de que el fondo regular de la organización es de 85 millones de dólares y existen "verdaderos problemas de liquidez".

"El equilibrio es sólo aparente porque hay una cantidad elevada de mandatos que no se pagan desde el fondo regular, como las observaciones electorales. Este año hemos estado muy cerca de no poder pagar un par de observaciones por falta de donaciones", explicó.

Insulza dijo que "la reducción de tareas es inevitable" para poder dotar a la organización de un fondo de reserva que este año ascienda, al menos, a 2,5 millones de dólares, aunque esta medida no supone una solución absoluta al problema financiero del organismo.

"Las cuotas han dejado de estar a la par de la altura y la cantidad de metas que se le han impuesto a la organización", apuntó el embajador de Chile ante la OEA, Darío Paya.

Paya explicó que el fondo de reserva de la organización se agotó en este ejercicio, y como muestra de buena voluntad anunció que el pago de la cuota de Chile para el próximo año se hará efectiva este mismo mes de noviembre.

"No hay nadie más a quien pedir que asuma una responsabilidad especial. Si no reaccionamos todos los Estados para adelantar modificaciones, las consecuencias las pagamos todos, y si alguno de nosotros deja de cumplir sus compromisos, las consecuencias las pagamos todos también", añadió Paya.

Nicaragua aprobó el Programa Presupuesto para 2012 pero mostró su desacuerdo con la partida destinada al Departamento de Defensa y Seguridad Hemisférica, creado el pasado febrero, porque a su juicio, su funcionamiento aún no ha sido "convenientemente discutido".

El embajador de Panamá, Guillermo Cochez, advirtió de los duros momentos por los que pasa la organización, especialmente en lo concerniente al presupuesto y aunque celebró que se haya llegado a un consenso en esta materia, llamó a "la responsabilidad, la mesura y la transparencia".

La representante costarricense, Rita María Hernández, aplaudió que los nuevos presupuestos reflejen un incremento del 5 por ciento en las partidas destinadas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero consideró que aún es insuficiente.

"La protección y la difusión de los derechos humanos, la cooperación para asegurar la seguridad pública, la lucha contra la pobreza y la iniquidad, y la solución de los conflictos así como su prevención, son y deben seguir siendo prioridades en nuestros países", dijo Hernández.

El representante mexicano, Joel Antonio Hernández, apuntó hacia un trabajo común de los países miembros, y dijo que para lograr un presupuesto estable la OEA debe huir de la programación en función de la coyuntura y de la negociación posterior a los problemas, sino que debe trabajar mediante la planificación.

0
comentarios
Ver comentarios