SÍGUENOS EN

Nacional

El presidente sirio celebra el fin de ramadán con la máxima autoridad suní

El Cairo, 30 ago (EFE).- El presidente de Siria, Bachar al Asad, celebró hoy la festividad musulmana del Aid el Fitr, que pone fin al mes de ramadán, acompañado de la máxima autoridad suní del país en una mezquita de Damasco, informó hoy la agencia oficial Sana.

Al Asad apareció junto al gran muftí suní del país, Ahmed Hasun, que apoya incondicionalmente la política del Gobierno de acabar con las manifestaciones que desde marzo pasado reclaman la caída del régimen.

Otro de los seguidores de Al Asad, el muftí de Damasco, Bashir Ied al Bari, fue el encargado de oficiar la ceremonia, durante la cual criticó a los "enemigos de Siria, que han creado mentiras y fabricaciones", en alusión a los opositores.

"Siria conoce el camino correcto y responderá a las demandas justas de reformas", dijo la alta autoridad religiosa en la mezquita de la capital siria que lleva el nombre del padre de Al Asad y anterior presidente sirio, Hafez al Asad.

Esta puesta en escena de Al Asad con la elite suní del país tuvo lugar el mismo día en el que siete personas perdieron la vida durante la represión de las protestas, que se ha intensificado desde el inicio del ramadán.

De hecho, las mezquitas no se han librado de los ataques y algunas han sufrido daños materiales mientras que en su interior se han sucedido detenciones, tiroteos y hasta muertes, según los grupos de oposición y de derechos humanos.

Bachar al Asad pertenece a la secta musulmana alauí, que junto a otras minorías teme la llegada al poder de la mayoría suní, algunos de cuyos líderes religiosos se han posicionado a favor del régimen en Damasco y Alepo, dos ciudades que se han mantenido de alguna forma al margen de la revuelta.

Sin embargo, el conflicto que ha dejado por ahora más de 2.400 fallecidos también divide a los clérigos del país.

El presidente de la Liga de Ulemas sirios, jeque Mohamed Ali al Saboni, acusó hoy al gran muftí Ahmed Hasun de ser cómplice en los ataques del régimen sirio a las mezquitas.

"El silencio que mantiene frente a las agresiones (del régimen sirio) a las mezquitas es una forma de complicidad", subrayó Al Saboni, en declaraciones a la televisión catarí Al Yazira desde la ciudad santa saudí de La Meca.

"Ese muftí es el del Partido Baaz (en el gobierno), no es del pueblo porque no lo apoya", sentenció el clérigo, que además acusó al presidente sirio de ser "un asesino".