Cuatro heridos de bala en una protesta contra el presidente yemení en Taiz

Taiz (Yemen), 26 abr (EFE).- Al menos cuatro manifestantes yemeníes resultaron heridos hoy, uno de ellos grave, por disparos de soldados durante una protesta cerca de la oficina del gobernador de Taiz, 257 kilómetros al suroeste de Saná, según fuentes médicas.

El médico Sadeq al Shugaa, director del hospital de campaña instalado en la plaza Al Horreya de Taiz, explicó a Efe que entre las víctimas en encuentra un herido grave a consecuencia de los impactos de bala recibidos en la cabeza.

En la plaza Al Horreya (Libertad, en árabe), donde desde hace semanas acampan los opositores, se han congregado hoy unos 3.000 manifestantes contrarios al presidente yemení, Ali Abdalá Saleh.

Los disparos se produjeron cuando los manifestantes pasaban por un puesto de control en su camino hacia un lugar de concentración donde se manifiestan a diario para pedir la renuncia de Saleh, tal y como pudo constatar Efe.

Durante la protesta, unos quinientos manifestantes empezaron a corear eslóganes contra los grupos opositores, que aceptaron hoy una iniciativa de los países del golfo Pérsico para una transferencia pacífica del poder en el Yemen.

Los soldados comenzaron a disparar cuando los manifestantes rechazaron abandonar el lugar donde estaban congregados.

La oposición yemení ha aceptado en todos sus términos la iniciativa formulada la semana pasada por los países del golfo Pérsico para una transferencia del poder.

La propuesta, dada a conocer el pasado jueves por una misión del Consejo de Cooperación del Golfo, establece que Saleh ceda el poder al vicepresidente Abdi Rabo Mansur Hadi en el plazo de treinta días, y dos meses después se celebren elecciones parlamentarias y presidenciales.

Saleh es presidente de Yemen desde la unificación entre el norte y el sur de 1990, aunque desde 1978 era el gobernante de Yemen del Norte.

En Taiz, al igual que en otras ciudades de Yemen, incluida la capital, Saná, se desarrollan manifestaciones desde finales de enero, al calor de las revueltas del mundo árabe.

En esas protestas, que se intensificaron a mediados de febrero, primero se pedían reformas políticas y poco después la renuncia de Saleh, en el poder en Yemen desde la unificación entre el norte y el sur de 1990, aunque desde 1978 era el gobernante de Yemen del Norte.

0
comentarios
Ver comentarios