El presidente Ouattara lamenta la muerte de un militar aliado a manos del ejército marfil

Abiyán, 28 abr (EFE).- El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, aseguró hoy que la muerte a manos de su ejército del sargento Ibrahim Coulibaly, uno de sus aliados en la guerra contra el ex presidente Gbabgo, es "lamentable".

Ouattara envió sus condolencias a la familia de Coulibaly, que formó parte de su guardia personal cuando fue primer ministro (1990-1993) bajo el mandato del entonces presidente del país, Félix Houphouët-Boigny.

El nuevo jefe de Estado aseguró que el sargento, "si las cosas han sido como dice la prensa, es lamentable". "Envío toda mi compasión a su familia y a sus padres", añadió.

Ibrahim Coulibaly dirigía el "Comando invisible", una milicia que durante los últimos cuatro meses combatió a las fuerzas del anterior presidente Laurent Gbagbo, que se negó a aceptar la victoria de Ouattara en las presidenciales del pasado 3 de diciembre de 2010.

El sargento de las fuerzas pro-democráticas de Ouattara resultó muerto en la noche del miércoles por las tropas marfileñas del actual presidente en el que era su feudo, el barrio de Abobo, en la capital Abiyán.

Alassane Ouattara había pedido días antes a todas las milicias que entregaran las armas y cedieran el control de nuevo a la policía y el Ejército con el fin de poner término a los combates que se registraban aún en el país pese a la derrota de Gbabgo, el pasado 11 de abril.

Los enfrentamientos entre grupos armados leales al anterior presidente y las fuerzas que combatieron junto a Ouattara han dejado decenas de muertos e impiden el regreso a sus hogares de miles de desplazados.

El propio Coulibaly mostró su disposición a desmantelar el comando y entregar las armas, aunque aseguró "que llevaría tiempo" lograr el repliegue de sus hombres.

El Ejército marfileño atacó ayer al sargento cuando, según sus colaboradores, esperaban la llegada de las fuerzas de las Naciones Unidas para supervisar el desarme.

Alessane Ouattara visitó hoy por primera vez el interior de la capital Abiyán desde que fueron anunciados los resultados de la segunda vuelta electoral para supervisar los trabajos de restauración del Palacio Presidencial.

El presidente marfileño anunció hoy su voluntad de celebrar su investidura el próximo 21 de mayo, en el palacio de Abiyán o bien en la sede de Yamusukro, capital administrativa del país, y aseguró que "personalidades extranjeras y africanas" han sido invitadas a acudir a la ceremonia.

0
comentarios
Ver comentarios