Presidenta argentina propone ley que limita la venta de tierras a extranjeros

Buenos Aires, 27 abr (EFE).- La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, propuso hoy al Parlamento un proyecto de ley que limita la venta de tierras a extranjeros, una iniciativa "copiada" de las "estrictas" legislaciones que rigen en Brasil, Canadá y EE.UU., entre otros países.

En un acto difundido por la cadena nacional de televisión y radio, aclaró que su propuesta "no afectará los derechos adquiridos" de terratenientes extranjeros, porque quiere que Argentina sea "un país normal y serio" tanto en seguridad jurídica como en la "defensa de su patrimonio".

El proyecto enviado al Parlamento dispone un límite del 20 por ciento de las tierras bajo propiedad extranjera y un plazo de 180 días para que se haga un catastro en todo el país para formar un registro único, ya que se desconoce qué proporción del territorio está bajo dominio foráneo.

Argentina "es el octavo país más extenso del mundo y todavía no sabemos" la cantidad de tierra en manos extranjeras, advirtió Fernández al pedir a los legisladores que aceleren el debate de su propuesta, que "puede ser mejorada".

En principio, la normativa propuesta establece que los extranjeros sólo pueden comprar 1.000 hectáreas por región, pero la mandataria matizó que "habrá que ver" si hacen falta excepciones o modificaciones a esa regla.

"No somos originales: nos hemos copiado de Brasil, Estados Unidos, Francia, Canadá, Italia, que tienen legislaciones muy estrictas", comentó luego de insistir en que "quede absolutamente claro" que no se afectarán derechos adquiridos ni se propone que la propiedad de la tierra quede en manos del Estado.

A inicios del siglo XX, unas 7 millones de hectáreas estaban en manos de extranjeros en Argentina, pero esa cifra se elevó desde entonces hasta unas 20 millones de hectáreas, según cálculos de la Federación Agraria Argentina, que desde hace años reclama poner coto a la "enajenación" del territorio nacional.

El mayor terrateniente extranjero en Argentina es la familia italiana Benetton, dueña de unas 900.000 hectáreas, en su mayoría en la Patagonia (sur) y dedicadas a la producción lanar para su imperio textil.

Actualmente, la única norma que limita la posesión de tierras por parte de extranjeros es un decreto de 1944 que restringe las adquisiciones en áreas de frontera y zonas clave para la seguridad nacional, una norma que no se cumple, según la Federación Agraria y dirigentes de varios partidos políticos.

Otro terrateniente famoso es el inglés Joe Lewis, ex propietario de Hard Rock Café, que adquirió 18.000 hectáreas en la Patagonia y cerró el acceso público al paradisíaco Lago Escondido, caso que derivó en una larga batalla judicial inconclusa.

También son propietarios de grandes extensiones en Argentina el empresario de medios estadounidense Ted Turner, el suizo Jacob Suchard, dueño de Nestlé, y el empresario húngaro George Soros.

Otro caso emblemático es el del magnate estadounidense Douglas Tompkins, quien adquirió una vasta extensión en los Esteros del Iberá (noreste), una área rica en fauna y agua dulce que el empresario dice querer proteger.

0
comentarios
Ver comentarios