Presentan líderes en Congreso de EUA planes para solucionar crisis

Washington 25 Jul (Notimex).- Los líderes en el Senado y la Cámara de Representantes, el demócrata Harry Reid y el republicano John Boehner, anunciaron hoy por separado nuevos planes para reducir el presupuesto y lograr un acuerdo para aumentar el techo de la deuda.

El plan de Reid prevé reducir 2.7 billones (millones de millones) de dólares en gastos en la próxima década, y aumenta el límite de la deuda en 2.4 billones de dólares, suficiente para cubrir gastos del gobierno del presidente Barack Obama hasta los comicios de 2012.

La propuesta del demócrata no requiere aumentar impuestos ni reformar programas gubernamentales políticamente populares.

En tanto, el plan del líder de la cámara baja incluye recortes por tres billones de dólares en dos votos separados en el Congreso, el primero de los cuales permitiría reducir 1.2 billones el gasto en los próximos 10 años y facultaría a pedir préstamos en 2011.

El segundo voto aumentaría el límite de la deuda en 2012, pero compromete a una reforma tributaria mayor y permitiría a una comisión compuesta por congresistas de ambas cámaras cambiar programas federales para ahorrar al menos 1.8 billones de dólares.

El plan de Boehner permitiría aumentar el límite de la deuda en 2.6 billones de dólares, sin dejar de lado una enmienda a la Constitución ya propuesta por los republicanos, que se tendría que votar en ambas cámaras entre el 1 de octubre y el final de este año.

La Casa Blanca apoyó el plan de Reid, al que describió como "un compromiso responsable que recorta el gasto de manera que protege inversiones críticas que no dañarían la recuperación económica", bajo acuerdos previos entre ambos partidos.

Añadió que el presidente Obama aboga por un plan para reducir el déficit en 4.0 billones de dólares, con recortes al gasto interno y del Pentágono, reformas a programas de asistencia federal, y cerrando vacíos legales en impuestos a las corporaciones y los más ricos.

"Este acercamiento ganó apoyo de los demócratas y los republicanos en el Senado pero los republicanos en la Cámara de Representantes se retiraron insistiendo que el presupuesto sea equilibrado a costa de las personas de la tercera edad y la clase media", subrayó.

Por su parte, al dar a conocer el plan republicano, Boehner lo llamó "menos que perfecto", porque, dijo, es el resultado de negociaciones con sus colegas del Senado durante el fin de semana.

"Este acercamiento, con dos pasos de recortes y gastos, evitaría el colapso económico como resultado del incumplimiento del pago de la deuda", subrayó.

Indicó que la propuesta aseguraría que no se gastaría más allá del límite de la deuda y no habría aumentos en los impuestos.

Admitió que la propuesta difiere de la anterior, llamada "Cortar, limitar, balancear", aunque está basada en sus principios, para que pueda ser aprobada en ambas cámara en el Congreso.

Los demócratas se oponen a que la crisis se resuelva en más de un voto y que el techo de la deuda se vote en 2012, año electoral, argumentando que sería poco realista desde el punto de vista político y podría desestabilizar la economía.

Los republicanos quieren asegurar el congelamiento de impuestos a largo plazo y cambiar el gasto, y acusan a Obama de estar más preocupado por la elección que por el país.

NTX/MG/AES/

0
comentarios
Ver comentarios