Inmigrantes mexicanos inician programa de preparación por su cuenta

Una organización de inmigrantes michoacanos imparte educación a nivel primaria, secundaria y bachillerato con reconocimiento en México, por lo que muchos de sus alumnos regulares son los que aprovechan el nuevo programa de cursos

Chicago, EU.- La Casa Michoacán de Chicago abrió un programa a toda la comunidad mexicana que reside en el vecindario Pilsen denominado "Abriendo puertas", a través del cual ofrece cursos educativos a los padres de familia sobre temas que ellos mismos eligen.

Los primeros beneficiarios de este proyecto fueron 20 familias, de las cuales los padres asistieron durante diez sesiones todos los miércoles para recibir pláticas en español de especialistas.

Además recibieron material informativo sobre cómo educar y alimentar a los hijos, cubrir necesidades básicas sin gastar dinero, así como el manejo de la tolerancia y frustración.

"Hubo mucho entusiasmo y constancia de los padres, quienes han organizado el fin de los cursos con una convivencia entre familias, aportando ellos mismos la comida”, comentó en entrevista la directora de programas de la Casa Michoacán de Chicago, Yolanda Ávila.

Esa organización de inmigrantes michoacanos imparte educación a nivel primaria, secundaria y bachillerato con reconocimiento en México, por lo que muchos de sus alumnos regulares son los que aprovechan el nuevo programa de cursos gratuitos.

Para concluir el primer proyecto educativo de “Abriendo puertas” se diseñó un taller de salud sobre cáncer de mama, enfermedad que en Estados Unidos se registra en menor número entre latinas, sin embargo son las que tienen el más alto porcentaje de muertes por la falta de detección temprana.

Para esa plática se invitó, incluso, a sobrevivientes de cáncer del mismo vecindario que están integradas en un grupo denominado Renacer, para que relataran su historia.

“Tratamos de que los talleres sean dinámicos y asista gente de la comunidad a hablar, los que trabajan en la biblioteca, el centro de salud, las escuelas, o grupos civiles”, precisó Ávila.

Las pláticas son impartidas por expertos invitados, que en su mayoría proceden de instituciones que trabajen en el mismo vecindario para establecer un vínculo con los participantes, a quienes se les ofrece material con información accesible, así como lugares a los que pueden acudir.

"Ese servicio no es sólo para los michoacanos, está abierto a todos los hispanos que se interesen en participar, y no se les cuestiona sobre su estado migratorio”, reiteró Avila.

“El objetivo final es consolidar un grupo de educación que ayude al empoderamiento de la comunidad inmigrante mexicana”, agregó.

Los propios participantes solicitaron que en las siguientes sesiones se aborden temas como las abuelas que educan a los nietos, trato a los adolescentes y violencia callejera, entre otros.

0
comentarios
Ver comentarios