La CIDH expresa su profunda preocupación ante las nuevas revelaciones sobre Guantánamo

Washington, 29 abr (EFE).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó hoy su "profunda preocupación" por los documentos oficiales de EE.UU. revelados por WikiLeaks sobre el trato "cruel, inhumano y degradante" a los detenidos en Guantánamo.

"Estos documentos confirman la información que la Comisión Interamericana viene recibiendo desde el año 2002", señaló la CIDH, que ha otorgado medidas cautelares para los detenidos en dicho centro y ha pedido al Estado su cierre inmediato reiteradamente.

Según información divulgada recientemente, entre los detenidos en Guantánamo habría habido al menos un menor de edad, una persona con discapacidad mental y otra que sufría de demencia senil, indicó el organismo en un comunicado.

Los más de 700 documentos publicados esta semana indican que Estados Unidos habría mantenido en dicho centro a un número significativo de personas sin que hubiera base suficiente que justificara la continuidad de la privación de libertad, y en algunos de estos casos el objetivo habría sido obtener información.

"Los documentos también describen la aplicación de torturas y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes como parte de los interrogatorios", señala el organismo.

La CIDH ha exhortado al cierre del centro de detención en Guantánamo y la investigación de las denuncias de torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes en diversas ocasiones.

El 12 de marzo de 2002, aproximadamente dos meses antes de que Estados Unidos comenzara a transferir presos a Guantánamo, la CIDH otorgó medidas cautelares a favor de los detenidos y solicitó al Gobierno que adoptara las disposiciones "urgentes" necesarias para que un tribunal competente determinara la situación jurídica de los reos en la base.

El 28 de octubre de 2005 la Comisión amplió las medidas cautelares y solicitó a Estados Unidos que investigara "a fondo" y "de manera imparcial" todas las instancias de tortura y otros tratos "crueles, inhumanos o degradantes", y que llevara a juicio y castigara a los responsables.

Asimismo, el 28 de julio de 2006 la CIDH aprobó una resolución en la que urgía al Gobierno estadounidense a cerrar el centro de detención de Guantánamo "de forma inmediata", a trasladar a los detenidos y a adoptar todas las medidas necesarias para asegurar que tuvieran acceso a un proceso judicial "justo y transparente".

En 2007 la Comisión solicitó autorización para realizar una visita a la base naval de Guantánamo para supervisar las condiciones de detención.

El Gobierno de Estados Unidos accedió, pero con la condición de que la delegación no podría comunicarse con los detenidos por lo que la CIDH declinó realizar la visita con tal limitación.

La Comisión indica que continuará vigilando la situación de los detenidos en Guantánamo "hasta el cierre definitivo del centro de detención y la definición de su situación jurídica".

0
comentarios
Ver comentarios