Río acoge el Centro de Prensa del Mundial y aspira a organizar sorteo final

Río de Janeiro, 29 jul (EFE).- La municipalidad de Río de Janeiro firmó hoy con la FIFA el contrato que la convierte en la sede del Centro Internacional de Prensa para el Mundial de Brasil en 2014 y anunció su candidatura a ser sede también de la ceremonia de 2013 en la que serán sorteados los grupos definitivos de la competición.

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, afirmó que no ahorrará gastos ni esfuerzos en su empeño por garantizar que la ciudad más emblemática de Brasil sea la sede del sorteo que definirá en qué grupos serán emparejados las 32 selecciones que disputarán la fase final del Mundial y en qué ciudades tendrán sus competiciones.

Río de Janeiro, la más probable organizadora del partido final del Mundial en su legendario estadio Maracaná, será la sede mañana del sorteo de la FIFA en que serán definidos los grupos para las eliminatorias mundialistas en Europa, Asia, Oceanía, África y Concacaf (Norteamérica, Centroamérica y El Caribe).

El contrato que convierte a Río de Janeiro en la sede del IBC (International Broadcast Center o Centro Mundial de Prensa) del Mundial fue suscrito este viernes por el alcalde y el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, en una ceremonia en la que el dirigente suizo recibió emblemáticamente las "llaves de la ciudad".

La sede del centro de prensa del Mundial también era disputada por ciudades como Brasilia y Sao Paulo pero quedó finalmente en manos de Río de Janeiro, que espera atraer a la ciudad periodistas y dirigentes deportivos que permanecen más tiempo y gastan más que los turistas comunes.

Paes justificó el interés de Río de Janeiro en ser sede del sorteo de 2013 en la publicidad que tal evento puede generar para la ciudad más turística de Brasil.

Agregó que los 30 millones de reales (unos 19 millones de dólares) que se gastaron en los preparativos para el sorteo de mañana son poco en publicidad ante un evento que será transmitido en televisión para 600 millones de telespectadores en 115 países y que representa el puntapié inicial del Mundial que Brasil organizará en 2014.

"Si fuese a pagar por esa publicidad en las emisoras, gastaría mucho más. Eso queda claro al comparar los precios", aseguró el alcalde al calcular en unos 70,5 millones de dólares el costo de esa publicidad.

"El Mundial significa empleo, crecimiento y divulgación de nuestra ciudad sin el costo que tendríamos para promocionar Río de Janeiro de otras formas", aseguró.

"Y si tenemos que gastar la misma cosa para quedarnos con el sorteo final, vamos a gastarlo", agregó.

Paes explicó que el IBC, desde donde el Mundial de Brasil será trasmitido a todo el mundo, será montado en un espacio de 40.000 metros cuadrados en el centro de convenciones Riocentro, en la zona oeste de la ciudad, y contará con 1.186 cupos de estacionamiento y capacidad para 13.000 profesionales.

Blatter, por su parte, aseguró que el Mundial y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 ayudarán a Brasil a convertirse en la quinta mayor economía del mundo.

"Ustedes va a poder mostrarle al mundo no apenas su fútbol, que sigue siendo el mejor del mundo, sino también su país, su población, su diversidad cultural", aseguró el presidente de la FIFA.

A la ceremonia en el Palacio de la Ciudad también acudieron el gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, y el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira.

0
comentarios
Ver comentarios