Detienen a empleados portuarios de EU por permitir ingreso de cocaína

De acuerdo con la Fiscalía, ambos empleados ayudaron a un confidente de las autoridades a recibir un fingido cargamento de 20 kilos de cocaína que llegó de Puerto Rico, tras el aparente éxito de la operación,

Nueva York, EU.- Dos empleados portuarios estadunidenses fueron detenidos y acusados hoy de participar en un plan para facilitar la recepción de dos toneladas de cocaína que iban a llegar al país ocultas en contenedores de mercancías, informó la Fiscalía federal del Distrito Sur de Nueva York.

Dominic Guido, estibador de 47 años, y Robert Roselli, de 44 años y empleado de una empresa que realiza tareas de descarga en una terminal portuaria de Elizabeth (Nueva Jersey), fueron acusados de conspiración para distribuir cocaína, un delito que conlleva un mínimo de diez años de prisión y un máximo de cadena perpetua.

Estas detenciones son fruto de una investigación de seis meses que ha requerido incluso escuchas telefónicas para detectar cómo entraban en Estados Unidos cargamentos de cocaína escondidos en contenedores que llegaban a la citada terminal portuaria, donde trabajaban los dos acusados.

Ambos se encargaban, según la acusación, de retirar la mercancía de los contenedores, que se encontraban en zonas de seguridad del puerto. Guido supuestamente se encargaba de abrir los candados de los contenedores y Roselli de controlar su estado.

Según la Fiscalía, en un momento dado de la investigación ambos ayudaron a un confidente de las autoridades a recibir un fingido cargamento de 20 kilos de cocaína que llegó de Puerto Rico el pasado 22 de abril y, tras el aparente éxito de la operación, accedieron a participar incluso en una operación similar para hacer llegar dos toneladas de esa misma droga.

"Los estibadores sirven de guardianes clave para nuestros puertos y fronteras, ya que regulan lo que entra en nuestro país y lo que se queda afuera. Los acusados presuntamente corrompieron esta importante tarea y se pusieron al servicio de los traficantes de drogas que envenenan nuestros barrios", aseguró hoy el fiscal Preet Bharara.

En un comunicado conjunto, el agente especial del Departamento Estadounidense Antidroga (DEA) John Gilbride añadió: "No nos podemos permitir, ni vamos a tolerar, que por enriquecimiento personal haya gente que pone en peligro la seguridad pública. La seguridad portuaria es esencial para garantizar la seguridad pública y la confianza".

0
comentarios
Ver comentarios