Nacional

Hacen reír Las Reinas Chulas con su "Petróleo en la sangre"

México, 4 Mar. (Notimex).- Durante aproximadamente una hora y media Nora Huerta, Marisol Gasé, Ana Francis Mor y Cecilia Sotres se encargan de que el público no deje de reír con sus ocurrencias acerca de la reforma energética.

Todo sucede como parte de "Petróleo en la sangre", a cargo de Las Reinas Chulas, un drama lleno de intrigas, corruptelas, injusticias, traiciones, infidelidades, mezquindades y otras cositas, así como lo que se acumule semana a semana.

La representación se lleva a cabo al estilo de los melodramas cinematográficos de Ismael Rodríguez, como en "Nosotros los pobres".

Las Reinas Chulas hacen su adaptación teatral a través de varios pasajes del relato escrito por Pedro de Urdimalas, dejando, obviamente, el lenguaje coloquial de los personajes,

Así el público descubre a una ingenua "Chachita", quien en su afán por saberlo todo, se deja llevar por los dichos del "Camellito". Luego, la joven protegida de "Pepe el Toro", intenta transmitirle los hechos al "Ata" (Atarantado), sobre lo que sucedería si la reforma energética fuera aprobada.

Asimismo, se ve la llegada oportuna de "Celia, la Chorreada", la eterna enamorada de "Pepe el Toro" cargada de comida chatarra, frituras y una botella de cola de dos litros en el momento en que "Chachita" está a punto de darle la prueba más grande de su amor al "Atarantado".

Durante su monólogo, en el que trata de explicar mediante una parodia el daño que hace consumir la comida chatarra, a la hora de destapar el refresco, el gas contenido hace que el líquido la bañe y se riegue por el escenario, lo que hará que el público se muera de la risa.

La gente no dejará de reír cuando "Chachita", el "Ata" y "Celia" se retiran dejando sola a la abuela de la joven, aquella viejecita que en la película Miguel Inclán, drogado hasta las cachas, tunde a golpes. Pero aquí, aunque está en silla de ruedas y parapléjica, comienza a seducir a un espectador de la primera fila con sus guiños.

Luego de no haber logrado el cometido de que el joven cayera en sus redes le pide que la lleve al final del escenario vociferando maldiciones y palabras soeces que nuevamente arrancan la risa del público.

Minutos más tarde esa viejecita se caracteriza como la abuela de la película "Los Tres García" (José Luis, Pepe y José Antonio), que poco a poco se echan en cara la venta de las únicas tierras que representan el patrimonio de la familia.

Las Reinas Chulas se valen de la crestomatía y con las escenas de fragmentos de "Los Tres García" se trasladan hasta la actualidad en la telenovela "Fuego en la sangre" para burlarse de ellos mismos.

Lo mismo sucede con "La señora Emilia" (Emilia Guiú), quien se hace la ofendida cuando su hija, un angelito negro la acusa de querer venderla.

Cabe señalar que Las Reinas Chulas sacan a los personajes, tan entrañables para los mexicanos de las películas de Ismael Rodríguez para poblar el espectáculo "Petróleo en la sangre" estrenado la víspera en un foro del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Destaca el "sketch" en el que Marisol Gasé parodia a doña Silvia Pinal en sus "Casos de la vida real". La trama supone que "Silvia Final" (sic), lee al azar los papelitos entregados al público antes de iniciar la función, en el que deben escribir cuáles son los tres objetos esenciales en la vida de la mujer.

"Doña Silvia Final" se da cuenta de que quienes respondieron carecen de imaginación y poco a poco los va exhibiendo y regañando con una serie de improperios que causan risa.

El melodrama se desarrolla entre peleas, reclamos tales como "Ya no nos puede pasar nada peor a nosotros los pobres", grita al final del espectáculo una "Chachita", desesperada.

"La resignación es el verdadero tesoro que tenemos los mexicanos en nuestro corazón", le responde "Celia, la Chorreada", y el público vuelve a desternillarse de risa.

"Petróleo en la sangre" se presentará todos los jueves de marzo a las 20:30 horas, en el foro A poco no, por lo que Las Reinas Chulas, luego de agradecer los aplausos pidieron a los asistentes que recomienden el espectáculo a los cuates y si no, en venganza, que le hablen de él a sus enemigos.

NTX/JVZ/ACJ