Parlamentarios argentinos cierran filas en torno a la soberanía de las Malvinas

Buenos Aires, 25 feb (EFE).- Parlamentarios argentinos de todo el arco político cerraron hoy filas en torno al reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas al rubricar hoy un proyecto de declaración que aboga por abrir un diálogo con el Reino Unido para resolver el conflicto que enfrentó a ambos países en una guerra en 1982.

Cuarenta y cinco senadores y diputados oficialistas y opositores firmaron el documento en una sesión especial celebrada en Ushuaia, capital de la provincia de Tierra del Fuego, en cuyo territorio Argentina incluye a las Malvinas.

La declaración manifiesta "la legítima e imprescriptible soberanía" de Argentina sobre el archipiélago, situado a 1.600 kilómetros de Ushuaia, a 13.000 de Londres y donde viven 2.913 personas que reivindican su derecho a la autodeterminación y defienden su cultura británica.

La sesión estuvo precedida por una ceremonia en el monumento a los caídos en la guerra de Malvinas, conflicto que se inició en abril de 1982 y concluyó en junio de ese año con un saldo de 255 víctimas británicas, tres isleños y 649 argentinos.

Los parlamentarios expresaron "su total convicción acerca de la situación colonial" de las islas y de que la disputa de soberanía debe resolverse "pacíficamente, de acuerdo con lo dispuesto por la Asamblea General de las Naciones Unidas" en diversas resoluciones que llaman a las partes a negociar.

Este proyecto de declaración, que será debatido para su ratificación por parte de los plenarios de ambas cámaras del Parlamento argentino en la primera sesión ordinaria de este año, se rubrica en momentos de un aumento de la tensión entre Argentina y el Reino Unido.

El canciller argentino, Héctor Timerman, acusó el pasado día 10 al Reino Unido ante el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de militarizar e introducir armamento nuclear en el Atlántico Sur, luego del envío a Malvinas del destructor de la marina británica "MS Dauntless" y la llegada al archipiélago del príncipe Guillermo de Inglaterra para una instrucción militar.

En las últimas semanas, además, Argentina ha incrementado sus esfuerzos diplomáticos para sumar adhesiones concretas entre los países latinoamericanos a su reclamo de soberanía.

En este sentido, el documento firmado hoy advierte a la comunidad internacional "de la militarización e introducción de armas nucleares en el Atlántico Sur por parte del Reino Unido" en "violación" de las normas de Naciones Unidas.

Los legisladores rechazaron "la persistente actitud colonialista y militarista" de Reino Unido y condenaron "las acciones unilaterales ilegítimas" en materia pesquera y de hidrocarburos.

Expresaron asimismo un "profundo agradecimiento" a los Gobiernos de Chile, Uruguay y Brasil "por sus recientes manifestaciones reiterando el compromiso asumido, de impedir el ingreso a sus puertos de barcos identificados con la bandera ilegal de las Islas Malvinas, apoyando así una vez más la posición argentina respecto de su soberanía sobre las Malvinas".

También agradecieron las declaraciones de apoyo por parte del Mercosur, la Organización de Estados Americanos, la Unión de Naciones Suramericanas, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, así como de grupos bi-regionales o regionales como la Cumbre Iberoamericana, la Cumbre América del Sur África, la Cumbre de países Sudamericanos y países Árabes y el Grupo de los 77 más China.

Asimismo, agradecieron "a los países europeos que constantemente apoyan" la iniciativa para que la Unión Europea revise sus tratados y reconozca la "situación particular" de los territorios de ultramar "conforme resulta, no solo de las afirmaciones argentinas, sino de las resoluciones de las Naciones Unidas".

Por otra parte, adelantaron que remitirán esta declaración a todos los Parlamentos, en particular los suramericanos, y a todos los foros y organismos internacionales para promover el rechazo a "las acciones unilaterales e ilegítimas del Reino Unido" y el apoyo a la reanudación de la negociación entre ambos países para alcanzar una "solución pacífica y definitiva" a la disputa de soberanía.

Asimismo respaldaron "las gestiones que vienen desarrollando los Gobiernos argentinos de la democracia en todos los foros internacionales con el objetivo de que el conjunto de la comunidad internacional se manifieste a favor del cumplimiento" de las resoluciones de Naciones Unidas para que se abran las negociaciones.

0
comentarios
Ver comentarios