Panasonic sale de pérdidas y gana 610 millones de euros en el año fiscal

Tokio, 28 abr (EFE).- Panasonic anunció hoy que en el año fiscal concluido en marzo obtuvo un beneficio neto de 74.000 millones de yenes (610 millones de euros) frente a las pérdidas de 103.500 millones de yenes (853 millones de euros) del ejercicio anterior.

La multinacional japonesa de la electrónica presentó unos resultados positivos en el año fiscal 2010 gracias a la absorción de Sanyo, si bien no ha aventurado pronósticos para el ejercicio que acaba de comenzar por el impacto del terremoto y tsunami del 11 de marzo.

En el ejercicio fiscal 2010, Panasonic incrementó un 60 por ciento su beneficio operativo o por actividad ordinaria a pesar de la apreciación del yen y del aumento de los precios de los materiales.

Según informó en un comunicado, su beneficio operativo anual fue de 305.300 millones de yenes (2.517 millones de euros) frente a 190.500 millones de yenes (1.570 millones de euros) del anterior ejercicio, pese a que el 11 de marzo la producción quedó severamente afectada por el grave terremoto de 9 grados Richter.

La causa de ese aumento en el beneficio operativo fue el fuerte incremento de las ventas, junto a un programa de recorte de gastos aplicado durante el ejercicio.

En el año fiscal 2010, Panasonic logró ventas superiores en un 17 por ciento a las del período anterior, por 8,69 billones de yenes (71.697 millones de euros), gracias a un incremento del 13 por ciento en el exterior y de un 22 por ciento dentro de Japón.

Según la multinacional nipona, esos buenos resultados se explican sobre todo por el incremento de la demanda de productos electrónicos en la India y China, ya que en los mercados de Europa y Estados Unidos el apetito por el consumo fue menor.

Para el actual año fiscal, Panasonic ha preferido no presentar previsiones financieras, dado que desconoce el impacto que tendrá el terremoto del 11 de marzo, que paralizó durante días la producción de muchas fábricas japonesas.

Hasta ahora, sus cálculos eran que lograría en el ejercicio fiscal 2011 unas ventas de 8,8 billones de yenes (72.582 millones de euros) y un beneficio neto de 50.000 millones de yenes (412 millones de euros), sin tener en cuenta el seísmo.

0
comentarios
Ver comentarios