La ONU anima a los países del Golfo de Guinea a realizar patrullas contra la piratería

Naciones Unidas, 31 oct (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy todos los actos de piratería y robo a mano armada en el mar cometidos en las costas del Golfo de Guinea, y animó a los países afectados a realizar patrullas marítimas "bilaterales o regionales" para evitar esos sucesos.

El Consejo aprobó por unanimidad una resolución en la que mostró su condena y "profunda preocupación" por los actos de piratería en el Golfo de Guinea y en la que animó a los Estados de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (Cedeao), la Comunidad Económica de Estados Centroafricanos (Ceeac) y la Comisión del Golfo de Guinea (CGG) a combatirlos mediante "acciones concertadas".

El máximo órgano internacional de seguridad alentó a esos Estados a luchar "contra la piratería y el robo a mano armada en el mar en el Golfo de Guinea mediante la realización de patrullas marítimas bilaterales o regionales, de conformidad con el derecho internacional aplicable".

En ese sentido, solicitó a las autoridades de esos Estados que tomen "las medidas adecuadas para asegurar que las actividades que emprenden no tengan en la práctica el efecto de negar o menoscabar la libertad de navegación en alta mar o el derecho de paso inocente por el mar territorial a los buques de terceros Estados".

Los quince miembros del Consejo de Seguridad pidieron a las autoridades implicadas a que provean a las patrullas el "asesoramiento y orientación adecuados sobre técnicas de evitación, evasión y defensa, y sobre las medidas que se han de adoptar en caso de amenaza de ataque o ataque durante la navegación en esas aguas".

Además, solicitaron a esos Gobiernos a que, junto a los Estados de nacionalidad de las víctimas o de los autores de la piratería, colaboren "en el enjuiciamiento de los presuntos autores, incluidos quienes faciliten y financien los actos de piratería y robo a mano armada, de conformidad con el derecho internacional y las normas de derechos humanos".

La resolución, que pide el apoyo total de la comunidad internacional en la materia, aplaude además la intención de convocar una cumbre de jefes de Estado del Golfo de Guinea para considerar una respuesta global a la piratería, por lo les pide que elaboren "leyes y reglamentos nacionales que tipifiquen como delito los actos de piratería y robo a mano armada en el mar".

Además, les exhorta a elaborar "un marco regional" de lucha contra esos sucesos, "incluidos mecanismos de intercambio de información y de coordinación operacional en la región", así como a fortalecer las leyes nacionales "para aplicar los acuerdos internacionales pertinentes sobre la seguridad de la navegación".

El Consejo de Seguridad aplaudió los esfuerzos que realizan Nigeria y Benin en la lucha contra la piratería, y reiteró asimismo que los Estados de la región deben ejercer "una función de liderazgo" en ese sentido.

Al término del encuentro, la embajadora nigeriana ante la ONU, U. Joy Ogwu, mostró la satisfacción de su delegación por la adopción por unanimidad de la resolución, ya que demuestra "el apoyo de la comunidad internacional" a los esfuerzos que realizan los Estados de la región por luchar contra la piratería.

El Consejo de Seguridad celebró también este lunes consultas a puerta cerrada sobre la situación en Somalia, concretamente en lo referente también a la piratería, después de recibir un informe del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en el que se alerta del todavía alto impacto de la piratería en el África oriental.

Ese informe, presentado por el secretario general adjunto de Asuntos Políticos, Tye-Brook Zerihoun, reconoce los esfuerzos de la comunidad internacional por luchar contra la piratería, pero señala que son todavía "insuficientes", ya que a principios de octubre había todavía 316 personas y 15 embarcaciones secuestradas por piratas en las aguas del Cuerno de África.

"Las capacidades técnicas de los piratas han mejorado y se han convertido más violentos", señaló Zerihoun, quien alertó además de "las conexiones entre los piratas y las milicias de Al Shabab", el grupo terrorista islámico que actúa en la región, por lo que pidió "más esfuerzos a la comunidad internacional".

0
comentarios
Ver comentarios