'El Chapo adquirió' armas de operativo Rápido y furioso

Ex agente de la ATF explica que el propósito de 'Rápido y Furioso' no fue transportar el arsenal a México; según documentos oficiales las armas llegaron a manos del Cártel de Sinaloa, 'El Teo' y 'La

 

Washington.- Tras el reporte que entregaron legisladores del Comité de Vigilancia de la Cámara Baja de Estados Unidos, Carlos Canino, agregado del Buró de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego, (ATF, por sus siglas en inglés) dijo que el operativo 'Rápido y Furioso' abasteció a cárteles mexicanos de rifles de alto poder suficientes para armar un regimiento completo de rangers.

 

 

Carlos Canino que participó la tercera audiencia congresional sobre la investigación del fallido operativo, explicó que en la audicencia se informó que las armas cruzadas a México como parte del operativo Rápido y Furioso llegaron a manos del Cártel de Sinaloa.

 

 

"La mayoría de esas armas han sido decomisadas a criminales dedicados al tráfico de drogas, secuestro, extorsión y otros crímenes" dijo al comité José Wall, agente especial de ATF, asignado a Tijuana, Baja California, quien rechazó que los agentes asignados a México hubieran participado.

 

 

"Nunca creí que alguien dentro de ATF dejara que esas armas cruzaran y terminaran en manos de criminales en una operación aparentemente aprobada por el Departamento de Justicia, con la esperanza de atrapar un pez gordo" agregó.

 

 

William Newell, ex agente especial asignado a Phoenix, Arizona, dijo que la operación 'Rápido y Furioso' fue diseñada por la Fuerza de Tarea de Contra el Crimen Organizado y Narcotráfico (OCDETF) en 2009, como parte de la Estrategia de la Frontera Sur para combatir a los cárteles mexicanos, que finalizo en enero de 2010.

 

 

Explicó que el objetivo del operativo era identificar compradores, patrocinadores, transportistas y abastecedores de armas de los cárteles de drogas; interceptar, cuando fuera legal, armas de fuego destinadas a México, compartir cuando fuera necesario información con autoridades mexicanas y desarrollar información de inteligencia de organizaciones de tráfico de armas.

 

 

 

Darrell Gil, ex agregado de ATF en México, comenzó su intervención pidiendo disculpas a sus colegas mexicanos y al pueblo de México, por la operación 'Rápido y Furioso'."Espero que entiendan que esta operación se mantuviera en secreto para la mayoría de agentes de ATF, incluyendo a sus compañeros en México y porque la operación resultó en sufrimiento, dolor y muerte para el pueblo Mexicano." dijo.

 

 

 

Gil dijo que en 'Rápido y Furioso' hubo juicios pobres, mal manejo y falta de liderazgo, lo que significó un desastre.

 

 

 

Durante la audiencia, Newell fue intensamente cuestionado por los errores del operativo, sobre las maniobras clandestinas ocultadas al gobierno de México, sobre la falta capacidad para monitorear y rastrear y sobre todo por la irresponsabilidad.

 

 

 

William McMahon dijo que el objetivo de la investigación fue identificar y ubicar a los responsables del contrabando de grandes cantidades  de armas para los carteles Mexicanos.

 

 

 

El primer gran decomiso de estas armas, vendidas a presuntos integrantes de cárteles mexicanos, tuvo lugar el 20 de Noviembre de 2009 en Sonora.

 

 

Eran 42 armas, 41 aks y un rifle de francotirador calibre .50, que esta registrado entre las armas compradas bajo el operativo.

0
comentarios
Ver comentarios