Patronal venezolana, dividida ante la obligación de pagar comida a los trabajadores

Caracas, 28 abr (EFE).- Las asociaciones venezolanas de empresarios reaccionaron hoy con división de opiniones ante la decisión del Gobierno de Hugo Chávez de obligar a la empresa privada a pagar a sus trabajadores un bono alimenticio equivalente a 5 dólares diarios.

"Apoyamos esta decisión. No se podía seguir retrasando; creemos que es una decisión acertada si queremos construir un modelo alternativo de justicia social", dijo a la agencia estatal de noticias ABN el presidente de Fedeindustria, Miguel Pérez Abab.

El espaldarazo a la medida del titular de Fedeindustria contrastó con la censura expresada por Noél Álvarez, presidente de Fedecámaras, el principal gremio patronal del país y que incluye a los industriales, quien alertó que constituía un estímulo al ausentismo laboral al obligarse a que ese bono incluso se pague a los empleados con permiso médico y en goce de vacaciones.

A diferencia de Fedecámaras, el presidente de Fedeindustria también expresó su apoyo a un adicional incremento del salario mínimo, asimismo anunciado por Chávez.

Pérez Abab incluso pidió a sus afiliados pagar ahora, en un solo tramo, el alza salarial decretada, y no en dos partes, una en mayo y otra en septiembre, como lo ordena el decreto presidencial.

El aumento del salario mínimo, también para los jubilados y pensionistas, se hará en dos partes hasta llegar en septiembre a 1.548 bolívares, equivalente a 360 dólares, un 26,5 % más que el actual de 1.223,89 bolívares (285 dólares), aunque por debajo de la inflación del 27,2 % de 2010.

Adicionalmente, Chávez anunció esta semana alzas salariales de una media de 45 % para cargos medios y altos del sector público.

Ambos incrementos representarán, en el caso del Estado, el desembolso de unos 12.000 millones de bolívares, cerca de 3.000 millones de dólares.

Para evitar que las alzas de los ingresos sean neutralizadas con adicionales alzas de precios y tarifas, Chávez ha instado a las organizaciones políticas y sociales a intensificar el "control obrero, control popular para que este incremento justo no vaya a los especuladores".

Aunque el ajuste de la escala salarial para el sector público es de un promedio de 45 %, destacó que en algunos escalafones el alza supera el 66 % y que asimismo regirá a partir del 1 de mayo.

0
comentarios
Ver comentarios