Brasil confía en que el Mundial de 2014 le ayude a duplicar el número de turistas

Río de Janeiro, 19 jul (EFE).- Brasil espera que el Mundial de fútbol de 2014 produzca un crecimiento exponencial del turismo en el país hasta duplicar en esta década el número de visitantes extranjeros, dijo hoy el presidente del instituto estatal de turismo (Embratur), Flavio Dino.

"Creemos que la Copa del Mundo va a hacer que lleguemos a dos metas fijadas para esta década: doblar el número de turistas, de manera que podamos alcanzar los diez millones por año, y multiplicar por tres el ingreso de divisas, hasta los 20.000 millones de dólares anuales", afirmó Dino en una entrevista con Efe.

Actualmente Brasil recibe cinco millones de turistas anuales, pero el presidente de Embratur señaló que durante el Mundial de fútbol, que se disputará del 12 de junio al 13 de julio de 2014 en doce ciudades brasileñas, el país espera acoger a unos 600.000 turistas y cerrar ese año con un total de 7,2 millones de visitantes extranjeros.

La Copa del Mundo "es una oportunidad de gran exposición que ya está produciendo resultados", dijo Dino al señalar que Embratur espera que este año el número de turistas extranjeros sea récord.

"Tenemos números crecientes en lo que se refiere al turismo. De 2003 a 2010 crecimos un 25 por ciento en el número de turistas y el ingreso de divisas oriundas del turismo fue del orden del 139 por ciento", indicó el funcionario en Río de Janeiro, donde mañana se celebrará el sorteo de las eliminatorias mundialistas.

Según Dino, además del Mundial, los Juegos Olímpicos de 2016 y otros eventos internacionales de peso que se celebrarán en los próximos cinco años en Río de Janeiro, como la cumbre de desarrollo sostenible Río+20 y la Copa de las Confederaciones, "van a producir con seguridad muchos resultados" positivos para el turismo brasileño.

Para los Juegos Olímpicos, Brasil espera que unos 380.000 turistas extranjeros visiten Río de Janeiro, según explicó.

El presidente de Embratur recordó que además de la oferta tradicional de turismo de sol y playa, Brasil pisa firme en el turismo de negocios hasta el punto de que es uno de los diez países del mundo que más eventos internacionales recibe.

"La Copa del Mundo y las Olimpiadas van a fortalecer ese portafolio de productos y con eso podremos alcanzar cifras mejores", anotó.

Para que el país pueda cumplir esos objetivos, las autoridades van a trabajar el plan turístico en tres dimensiones: infraestructuras, cualificación del personal de servicios y una campaña de imagen, explicó el funcionario.

En lo que tiene que ver con las infraestructuras, una preocupación de los organizadores del Mundial, Dino explicó que en los próximos tres años se harán inversiones públicas y privadas del orden de los 10.000 millones de reales (unos 6.450 millones de dólares de hoy) en la red hotelera y de 5.600 millones de reales (unos 3.615 millones de dólares) en la modernización y ampliación de los aeropuertos.

En cuanto al área de servicios, se harán también grandes inversiones en la cualificación de mano de obra, explicó Dino, quien destacó el programa "Bem receber a Copa", por medio del cual se capacitará a unos 300.000 trabajadores del sector turístico a un coste de 440 millones de reales (unos 285 millones de dólares).

"Finalmente, tendremos una estrategia de imagen por medio de la cual vamos a mostrar al mundo que Brasil ofrece muchos productos además de su pueblo, que está reconocido como un factor atractivo, y de su cultura, clima, playas y gastronomía".

El lema de esa campaña es "Brasil te llama, celebre la vida aquí", dijo el presidente de Embratur, quien señaló que lo que se busca es reafirmar la imagen de que "Brasil es un país capaz de hacer de un gran evento una gran fiesta".

Jaime Ortega Carrascal

0
comentarios
Ver comentarios