Otro mariscal de campo, Newton, elegido como el número uno por los Panthers

Redacción, EE.UU., 29 abr (EFE).- El valor de los mariscales de campo sigue siendo alto cuando llega el sorteo universitario de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y los Panthers de Carolina eligieron a Cam Newton como el nuevo número uno para además cumplir con los pronósticos.

Newton, formado en la de la Universidad de Auburn y ganador del prestigioso trofeo Heisman se presentaba como el favorito para ser elegido y no falló.

El comisionado de la NFL, Roger Goodell, al que los aficionados abuchearon repetidas veces en el Radio City Music Hall, de Nueva York, fue quien anunció su nombre en voz alta, mientras tenía que escuchar el descontento de los fanáticos por el conflicto laboral que se vive dentro del deporte rey en Estados Unidos.

Newton lideró a Auburn a una temporada invicta y a su primer campeonato nacional desde 1957.

Mientras que los Panthers fueron el peor equipo de la pasada temporada regular en la NFL con marca de 2-14 en la que utilizó a cuatro mariscales de campo, incluidos dos novatos.

Su nuevo integrante se mostró contento por la elección y dijo que se sentía bien donde había llegado para comenzar su carrera profesional.

"Tengo que reconocer que se siente muy bien el formar parte de una organización como la de los Panthers de Carolina", comentó Newton a los periodistas.

Tras la elección de Newton, de 21 años, el linebacker Von Miller de Texas A&M, que ha demandado a la NFL, fue el segundo en ser seleccionado después que los Broncos de Denver se fijaron en él.

En una escena surrealista, Miller, uno de los jugadores que interpusieron la demanda antimonopolio para bloquear el cierre patronal, caminó a través del escenario con lágrimas en los ojos y abrazó a Goodell.

Fue algo extraño para lo que suele ser una ocasión festiva para la NFL.

En un receso del conflicto, que ha generado el primer cierre de actividades desde 1987 llegará a su fin, levantado hoy viernes, y que volvió a ser impuesto por la tarde tras decisión de un tribunal de apelación, los resultados del sorteo quedan en el limbo.

Después que la jueza federal de distrito Susan Richard Nelson decidió dos veces en tres días que su cierre patronal es ilegal, la NFL le notificó el jueves a sus 32 equipos y jugadores que pueden reanudar sus actividades normales a partir del viernes.

Decenas de jugadores lo hicieron hoy, viernes, por la mañana, y por la tarde la NFL, que había apelado la orden de la juez Nelson, recibió la aceptación de su petición por parte del Tribunal de Apelación por lo que el cierre de actividades volvió a ser efectivo.

Eso incluye que no habrá entrenamientos voluntarios en las instalaciones de los equipos, ni podrán reunirse con los entrenadores y revisar los libros de jugadas.

Como se esperaba la decisión del tribunal de apelaciones ha generado de nuevo que el futuro de Newton, Miller y los demás jugadores seleccionados el jueves y lo que se llevaban seleccionados en la segunda ronda del viernes vuelvan a quedar sin saber cual es su futuro.

Aunque el sorteo universitario nunca estuvo en riesgo debido a que estaba bajo el amparo del viejo contrato que expiró el pasado marzo.

En otras selecciones, los Bills de Buffalo consiguieron al nose tackle Marcell Dareus (Alabama); los Bengals de Cincinnati, cuyo mariscal de campo Carson Palmer ha pedido ser traspasado, no se inmutaron y optaron por el mejor recibidor presente en el sorteo, A.J. Green (Georgia).

Tampoco los Cardinals de Arizona, que necesitan un mariscal de campo, lo buscaron y consiguieron al mejor cornerback, Patrick Peterson (LSU).

El gran dilema para los nuevos elegidos a entrar en el fútbol de la NFL es saber si en su primera temporada como profesionales podrán comenzarla y en que condiciones van a llegar en cuanto a sus respectivos contratos laborales.

0
comentarios
Ver comentarios