SÍGUENOS EN

Nacional

Incauta el Ejército en Colima marihuana y armas largas

Colima, 31 Ago. (Notimex).- La Procuraduría General de la República (PGR) ejercitó acción penal contra Leonardo Amezcua Rodríguez, José María González Vargas y Vidal Olivera Torres, luego de que éstos fueron detenidos por elementos del Ejército, en acción en la que aseguraron marihuana y armas de fuego.

Al informar lo anterior, la delegación estatal de la PGR precisó que personal adscrito a la 20 Zona Militar, detuvo a los indiciados en las inmediaciones del rancho "Los Gómez", que se ubica en el tramo carretero Colima-Tepames, a 1.5 kilómetros del crucero Colima-Pihuamo, Jalisco.

Añadió que Amezcua Rodríguez fue detenido en portación de un arma de fuego tipo fusil, calibre 7.62 por 39 milímetros, con su cargador abastecido con 20 cartuchos útiles.

"Del mismo modo se detuvo a González Vargas, quien portaba un arma de fuego tipo pistola, calibre 38 súper, con su cargador abastecido con cuatro cartuchos útiles, mientras que a Olivera Torres le aseguraron un arma de fuego tipo revólver, calibre 357 Magnum, abastecido con seis cartuchos útiles", explicó.

En el lugar donde fueron detenidos, se localizaron 207 paquetes rectangulares confeccionados con cinta canela y plástico, los cuales contenían marihuana y que arrojaron un peso aproximado de 650 kilos 300 gramos.

Asimismo, aseguraron un revólver Smith & Weson, calibre .38 especial y uno marca Ruger, calibre 22; dos escopetas Remington, calibre 20; seis cartuchos 357 Magnum; 14 cartuchos 38 especial; cinco cartuchos 9 milímetros; cuatro cartuchos 38 súper y 108 cartuchos 7.62 por 39 milímetros.

Por ello, la PGR integró la averiguación previa AP/PGR/COL/COL-I/151/2011, por su presunta responsabilidad penal en la comisión del delito contra la salud en la modalidad de posesión con fines de venta de marihuana, y de posesión de armas de fuego y cartuchos de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea Nacional.

Para concluir, la PGR dio a conocer que la averiguación se consignó ante el Juzgado Primero de Distrito en el estado, mientras que los indiciados están recluidos en el Centro de Readaptación Social.