Víctimas de sacerdotes pederastas se manifiestan frente al Vaticano

Al menos 50 personas que sufrieron abuso sexual por parte de curas católicos pidieron a la Santa Sede asumir su responsabilidad por las agresiones a menores.

Ciudad del Vaticano, 29 de octubre (Notimex).- Un grupo de víctimas de sacerdotes pederastas se manifestó hoy en una plaza cercana al Vaticano, para demandar a las autoridades de la Iglesia Católica que asuman su responsabilidad por los ataques sufridos.

 

Unas 50 personas provenientes de Estados Unidos y de diversos países de Europa se reunieron la noche de este sábado frente al Castel Sant'Angelo, donde desemboca la Vía de la Conciliación, avenida que une Roma con la Plaza de San Pedro.

 

La protesta fue convocada por la asociación La voz de los sobrevivientes (Survivors Voice) al cumplirse un año de un encuentro similar, el primero realizado en la capital italiana.

 

Con pancartas y veladoras los 'sobrevivientes', como se autodefinen, pidieron al Vaticano 'asumir su responsabilidad y hacer emerger la verdad sobre los abusos perpetrados por los sacerdotes católicos.

 

En el encuentro participaron algunos ex alumnos del Instituto Antonio Provolo de Verona, en el norte de Italia, donde por años se registraron abusos contra personas con discapacidad.

 

'No obstante la máxima traición de nuestro cuerpo y de la confianza que sufrimos, y tras ser relegados a un agujero negro por tanto tiempo, somos todavía ignorados por la Iglesia y vistos como daños colaterales', dijo una de las víctimas, la inglesa Sue Cox.

 

'La Iglesia demostró repetidamente falta de consideración y no tener voluntad para asumir su responsabilidad. Por ello pedimos que exista una investigación independiente y laica para estos crímenes contra la humanidad', agregó.

 

Los manifestantes pidieron, a través de sus carteles, 'dejar de proteger a los pedófilos' y 'hacer justicia a las vidas destruidas'.

 

'Después de años, existe una mayor conciencia en el mundo sobre lo ocurrido, pero no ha existido algún gesto, ninguna asunción de responsabilidad de parte de la Iglesia. Miran sólo su reputación, buscan cómo limitar los daños', dijo el holandés Ton Leerschool.

 

Algunos participantes colgaron del muro junto al río Tiber, justo frente a la Vía de la Conciliación, un cartel con el rostro del Papa Benedicto XVI con la inscripción 'no', pero fueron invitados a retirarlo por las fuerzas del orden italianas.

0
comentarios
Ver comentarios