Una marcha contra el Mundial en Brasil reúne a manifestantes con diferentes exigencias

Río de Janeiro, 30 jul (EFE).- Una marcha contra la realización del Mundial de fútbol de Brasil en 2014, que amenazaba con llegar hasta el lugar en donde la FIFA realiza este sábado el sorteo de las eliminatorias, reunió hoy en Río de Janeiro a cerca de 500 manifestantes con diferentes exigencias y reivindicaciones.

La marcha la lideraron numerosos jóvenes que exigen la renuncia de Ricardo Teixeira a la presidencia de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) por las denuncias de corrupción que salpican a esa entidad, pero los más numerosos eran profesores públicos en huelga y habitantes de barriadas pobres que se dicen perjudicadas por las expropiaciones para obras del Mundial.

También participaron en la movilización bomberos que exigen aumento salarial, grupos de personas sin vivienda y organizaciones que alegan que Brasil tiene que resolver problemas prioritarios antes que invertir millones de dólares de recursos públicos en un evento deportivo.

"La protesta no es contra el Mundial en sí sino contra el uso de recursos públicos en un evento que tendría que ser financiado por la FIFA, la CBF y la empresa privada", explicó a Efe un líder del sindicato de profesores públicos del estado de Río de Janeiro, cuyos integrantes están en huelga hace más de un mes.

"El Gobierno gasta 30 millones de dólares para organizar el sorteo de la FIFA y no tiene recursos para aumentarle el sueldo a los profesores", agregó el dirigente.

Los manifestantes se concentraron en la plaza del Largo do Machado y pasaron frente al Palacio del Catete, la sede de la Presidencia brasileña cuando Río de Janeiro aún era capital del país.

Pese a que amenazaban con llegar hasta la avenida Aterro de Flamengo, que da acceso a la Marina de Gloria en la que fue montado el escenario para el sorteo de la FIFA, los manifestantes sólo llegaron a una calle paralela para evitar problemas con la policía.

"Fuera Ricardo Teixeira" y "La FIFA no manda en Brasil" eran algunas de las consigas gritadas por los manifestantes, que provocaron un gran embotellamiento en importantes calles de la zona sur de Río de Janeiro.

"La fiesta de la FIFA la pagó el pueblo", protestaban.

Los más numerosos en la marcha eran los que cargaban carteles exigiendo la renuncia de Teixeira, que desde la semana pasada iniciaron protestas en diferentes redes sociales en internet contra el dirigente.

Igualmente destacaban militantes de partidos de izquierda como el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y el Partido Socialista de los Trabajadores Unidos (PSTU), así como dirigentes sindicalistas y estudiantiles.

El sorteo de la FIFA, considerado como el puntapié inicial del Mundial de Brasil de 2014, definirá los grupos para las eliminatorias mundialistas de las confederaciones de Europa, Asia, África, Oceanía y Norteamérica, Centroamérica y El Caribe (Concacaf).

0
comentarios
Ver comentarios