Podrá levantarse alerta por sarampión el 20 de agosto en DF: Ahued

(Ampliación)

México, 27 Jul. (Notimex).- De no registrarse un nuevo caso de sarampión, la alerta sobre este virus impuesta en la ciudad de México podrá levantarse el próximo 20 de agosto, indicó el secretario de Salud del gobierno capitalino, Armando Ahued.

Tras encabezar el arranque de la Feria de Salud en la Central de Abasto de la Ciudad de México, el funcionario señaló que esa fecha se cumplirán 42 días correspondientes a los dos periodos de incubación del virus y se tendrá la seguridad de que el peligro ha pasado.

Ahued Ortega informó que hasta el momento la secretaría a su cargo ha vacunado a casi cuatro mil personas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y que lo ideal es alcanzar una cobertura del 98.7 por ciento en la inmunización de menores.

Recordó que desde hace cuatro años no se presentaba un caso de sarampión en la capital, pero existe la posibilidad "muy alta" de que alguna persona procedente de países europeos, donde persiste el virus llegue a la ciudad, como ocurrió con la niña de origen francés.

Ante esa probabilidad, el titular de Salud del Gobierno del Distrito Federal reiteró que la prevención es y será siempre la clave para mejorar la salud de los capitalinos.

Resaltó los esfuerzos enfocados a los sectores sociales que viven en las zonas marginadas, donde se concentran las personas que carecen de seguridad social, que suman cuatro millones de habitantes, y que son atendidos en forma gratuita por los servicios de salud del Distrito Federal.

En la feria, donde se exponen los servicios médicos que ofrece el gobierno capitalino, el funcionario insistió en que el principal problema de salud pública en la capital es el sobrepeso y la obesidad, que puede incluso desestabilizar el sistema de salud local.

Alertó que la obesidad en los niños entre los 11 y los 13 años está provocando diabetes juvenil, amputación de miembros inferiores como dedos, pies y piernas, además de ser la primera causa de ceguera y de insuficiencia renal crónica.

Estos niños, agregó, necesitan diálisis y hemodiálisis, hasta tres sesiones a la semana, que deben mantenerse por el resto de su vida, y cada sesión cuesta mil 500 pesos, gasto que ni el sector privado ni el público pueden sostener.

Por ello, insistió en la necesidad de educar a los niños en materia de salud, no sólo en el aspecto nutricional, sino también en la actividad física, sexual y reproductiva, bucal, adicciones y otras áreas que impactan en la salud pública.

NTX/GAS/IMT/MGC

0
comentarios
Ver comentarios