Calderón visitó las sedes legislativa y judicial peruanas, más la Municipalidad de Lima

Lima, 28 abr (EFE).- El presidente de México, Felipe Calderón, visitó esta mañana las sedes de los Poderes Legislativo y Judicial de Perú, además de la Municipalidad de Lima, durante el segundo día de su primera visita oficial al país andino.

La mañana de Calderón, cargada de actividades, comenzó con sendas reuniones, por separado, con los candidatos que se enfrentarán el próximo 5 de junio en la disputa por la Presidencia peruana, la legisladora Keiko Fujimori y el nacionalista Ollanta Humala.

Calderón no se limitó a una reunión de cortesía con ambos, sino que manifestó a Humala -el mejor situado en las encuestas- su "preocupación por el porvenir de las inversiones mexicanas en Perú", en un "diálogo franco", como fue señalado por la Presidencia mexicana en un comunicado.

Además, subrayó ante el nacionalista la necesidad de que "las partes respeten los acuerdos alcanzados", en alusión a los contratos firmados por las empresas inversoras en Perú y que Humala ha prometido revisar para gravar las "sobreganancias" (ganancias muy superiores a las registradas en el momento de firmar un contrato).

Tras estas entrevistas, celebradas en su hotel, Calderón se trasladó al Congreso de la República, donde -acompañado por los responsables de Exteriores y Economía de su país- se reunió con la Mesa Directiva e intercambió regalos con el presidente de la Cámara, César Zumaeta.

El visitante destacó ante la Mesa Directiva la importancia de la institución legislativa a la hora de concretar "los cambios estructurales que requieren las sociedades latinoamericanas para ser más competitivas y generar más bienestar", en una región donde los políticos gozan de una muy baja estima entre la población.

A continuación, se dirigió a la Municipalidad de Lima, que lo declaró "Huésped Ilustre" y le entregó la llave de la ciudad, de manos de la alcaldesa Susana Villarán, quien en un discurso resaltó los vínculos que unen a Perú y México y las similitudes históricas y culturales de dos países "mestizos".

El mandatario mexicano tomó la palabra para repetir los mensajes que ha venido transmitiendo desde su llegada: la amistad que une a su país con Perú, las profundas raíces que ambos países tienen en su cultura y su historia y el hecho de compartir objetivos comunes para el futuro.

"Con pocas naciones nos unen tantos lazos como con Perú, aquí tenemos un espejo donde nos vemos y reconocemos (...) Por eso hemos buscado un acuerdo de integración comercial con Perú y una alianza del Arco del Pacífico que nos permita intercambiar, crecer, aprender y progresar juntos", dijo en sus palabras de agradecimiento.

Calderón se refería a la cumbre que esta tarde celebrará en Lima con los presidentes de Perú, Colombia y Chile para oficializar el lanzamiento del Acuerdo del Pacífico, también llamado "de integración profunda", que prevé una zona de libre comercio de bienes y servicios (y en un futuro también de personas) entre los cuatro países.

El último acto estrictamente bilateral de Calderón tuvo lugar al filo del mediodía, cuando se dirigió a la sede central del Poder Judicial peruano, donde fue recibido por su titular, César San Martín.

Calderón tenía más tarde previsto un almuerzo en Palacio de Gobierno con Alan García y los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y Colombia, Juan Manuel Santos, tras el cual se dará inicio a la cumbre entre los países del Acuerdo del Pacífico.

0
comentarios
Ver comentarios