HRW pide una investigación de la ONU y sanciones contra las autoridades sirias

Redacción Internacional, 25 abr (EFE).- La ONU debe llevar a cabo una investigación internacional sobre los disparos mortales efectuados por fuerzas de seguridad sirias contra manifestantes pacíficos en 14 localidades el pasado sábado y otras violaciones de los derechos humanos, según Human Rights Watch (HRW).

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) "deberían además imponer sanciones a las autoridades sirias que hayan ordenado la utilización de la fuerza mortífera contra manifestantes pacíficos, así como la detención arbitraria y la tortura de cientos de participantes en las protestas", indica la ONG en un comunicado divulgado en las últimas horas en su página web.

La organización también insta a EEUU y la UE a exigir una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para discutir las medidas a tomar frente a la escalada de violencia en Siria, en particular el pasado viernes.

Ese día, según HRW, las fuerzas de seguridad sirias mataron al menos a 76 personas, aunque la cifra podría ascender a 112 según las listas de militantes sirios de derechos humanos.

Según testimonios recogidos por HRW, las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra los manifestantes sin advertirles en cuatro ciudades (Homs, Ezra, Duma y Madamiya). Ayer, volvieron a disparar durante algunos funerales efectuados en Barza, Duma y Ezra, matando al menos a otras 12 personas, según medios de comunicación.

"Tras la carnicería del viernes ya no es suficiente condenar la violencia", asegura Joe Stork, director adjunto de la sección de Oriente Medio y el norte de África de HRW.

"Frente a la estrategia de las autoridades sirias que se resume en disparar para matar, la comunidad internacional debe imponer sanciones a cualquier individuo que haya dado o aprobado tales órdenes", añade.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; el presidente de EEUU, Barack Obama, y el presidente del Parlamento europeo, Jerzy Buzek, han denunciado con fuerza la brutal represión de las fuerzas sirias el pasado viernes y han pedido a las autoridades de ese país que dejen de recurrir a la violencia contra los manifestantes.

Miles de personas se manifiestan en Siria desde mediados de marzo pasado en Siria contra el régimen del presidente Bachar al Asad, que ha reprimido con dureza las protestas y ha anunciado algunas reformas políticas, consideradas insuficientes por la oposición.

0
comentarios
Ver comentarios