Revisa Unicef inversión anual de México en atención a menores

* La mayor parte de los 697 mmdp al año se destinan a salud y educación

Por Elizabeth Rodríguez Mora

México, 28 Abr. (Notimex).- El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) realizó el primer estudio sobre cómo México ha invertido en promedio 697 mil millones de pesos al año, de 2007 a 2010, para la niñez y la adolescencia, recursos destinados de manera principal a educación y salud.

En entrevista con Notimex, la representante de Unicef México, Susana Sottoli, detalló que esos recursos representan 6.24 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y un tercio del gasto programable, lo que representa que por cada menor se destinaron 18 mil 615 pesos anuales.

Sin embargo, destacó que de acuerdo con el análisis realizado por el organismo internacional, aunque el presupuesto ha sido grande, en su mayoría se ha destinado a la salud y educación y se ha dado menos volumen a otros derechos como es el de protección, que tiene que ver con situaciones de violencia y explotación sexual y laboral.

Opinó que la inversión en la infancia y la adolescencia es clave no sólo para los niños sino para el bienestar y desarrollo de los países, y conocer cuánto y cómo se invierte en los niños y adolescentes debe ser parte de la Agenda Nacional.

Para ello, agregó, es necesario trabajar codo a codo con las instituciones en algún mecanismo que permita tener la información accesible, hacer el seguimiento y por tanto estar seguros que el gasto es estratégico en la medida que rinde los resultados esperados.

Las conclusiones del estudio denominado "Inversión Pública en la Infancia y Adolescencia en México 2007-2010", señalan que los 697 mil millones de pesos es un monto adecuado pero se necesita ir más allá del cuánto para saber el cómo se debe gastar.

"Se requiere una redistribución más balanceada de los diferentes grupos de derechos de los niños y es necesario instrumentar mecanismos para que todo el gasto, independientemente de la vía de canalización, pueda ser más institucional y con reglas de operación para facilitar su seguimiento y rendición de cuentas".

Lo anterior porque más de 42 por ciento de estos recursos se ejercen a través de los estados, y debería de haber más accesibilidad para su seguimiento y reglas más claras de operación para poder evaluar sus resultados.

Susana Sottoli dijo que el presupuesto como herramienta de política pública es un instrumento privilegiado para poder crear las condiciones materiales para la garantía de derechos.

"Sería deseable reformular o reconsiderar una distribución más balanceada, para atender a otras áreas de necesidades y derechos de los niños", añadió.

Señaló que son cuatro grupos de garantías que la Convención de los Derechos de los Niños establece, que es el de la supervivencia, lo que incluye el derecho de los niños de nacer vivos y desarrollarse de manera sana, lo cual se cubre en los rubros de salud y nutrición en general.

El segundo es el derecho al desarrollo que tiene que ver con educación; el tercer grupo tiene que ver con el acceso a la protección en situaciones de vulnerabilidad, es decir conflictos con la ley, violación de derechos por violencia, explotación sexual comercial y trabajo infantil, entre otros.

El cuarto grupo tiene que ver con el derecho a la participación, el cual se refiere a crear las condiciones para que los niños y los adolescentes en los espacios que les corresponde sean respetados en todos los aspectos, como sujetos de derecho.

"Son estos dos últimos grupos de derechos que aparecen menos representados en el volumen total de la inversión en la infancia y la adolescencia", detalló.

En este sentido destacó tres aspectos fundamentales para el seguimiento y redistribución de los recursos, como es tener mejor información de cuánto se necesita para cubrir el abanico de derechos de los niños, incluido el de la protección sobre cualquier situación de abuso, violencia o explotación.

"Necesitamos profundizar en saber que se necesita y cuanto cuesta esa acción del Estado y de la sociedad, y para ello era necesario tener este estudio para avanzar en el costeo presupuestario y la relación en cuanto a que derechos están cubiertos", concluyó.

NTX/ERM/ERH

0
comentarios
Ver comentarios