Descarta Rasmussen intervención de la OTAN en Siria

Bruselas, 31 Oct (Notimex).- El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, descartó hoy la posibilidad de una intervención militar en Siria, así como la instalación de bases militares en Libia porque la defensa compete únicamente a las nuevas autoridades libias.

"Mi respuesta es muy corta. La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) no tiene intención (de intervenir) en absoluto. Puedo decir que está completamente descartado", declaró Rasmussen en rueda de prensa en Trípoli, a donde llegó este lunes en visita sorpresa.

Sin embargo, advirtió que el régimen del presidente sirio Bashar al Assad debe aprender las lecciones de Libia, donde los rebeldes, apoyados por la OTAN, ganaron una guerra civil que terminó con la muerte del ex líder libio Muamar Gadafi.

El secretario general de la alianza atlántica condenó de manera enérgica la represión contra la población civil de Siria, que ha causado más de tres mil muertos, según cifras de las Naciones Unidas.

"Lo que ha ocurrido en Libia es una señal clara. No puedes traicionar ni olvidar la voluntad del pueblo". "Usted (Assad) debe adaptarse a las legítimas aspiraciones de su pueblo y trabajar por la democracia", dijo en la conferencia de prensa en la capital libia.

Hasta ahora, las potencias occidentales han impuesto sanciones contra Siria a raíz de la represión de las protestas, pero no han mostrado ningún apetito para repetir sus operaciones de Libia en Siria, donde los manifestantes exigen la renuncia del presidente Assad.

Respecto a la posibilidad de que la OTAN instale bases militares en Libia, Rasmussen indicó en que la defensa del país sólo compete a las nuevas autoridades e insistió en que la alianza ha terminado su misión que le encomendó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

"La OTAN ha ejecutado una misión que le fue encomendada por la ONU para salvar vidas civiles. Esa misión acaba esta noche. A partir de ahora, los libios deben trazar su porvenir y las nuevas autoridades serán las encargadas de las operaciones de seguridad", señaló.

Sin embargo, Rasmussen precisó que la OTAN queda a disposición de los nuevos responsables libios para cualquier tipo de colaboración futura.

La OTAN inició el pasado 27 de marzo su operación "Protector Unificado", que desempeñó un papel decisivo en el triunfo de los opositores y la caída de Gadafi, el tercer líder árabe en ser derrocado tras las revueltas populares en Túnez y Egipto.

NTX/GMP/FJ/

0
comentarios
Ver comentarios