Propone Medvedev convención internacional sobre seguridad nuclear

Moscú, 26 Abr (Notimex).- El presidente de Rusia, Dmitri Medvedev, propuso hoy una convención internacional sobre seguridad nuclear, en ocasión del 25 aniversario de la catástrofe de Chernóbil, la mayor y más grave en la historia del uso civil de la energía nuclear.

"Consideramos que se necesitan exigencias de seguridad adicionales para la construcción y explotación de instalaciones energéticas nucleares", destacó el jefe del Estado ruso, citado por las agencias rusas de noticias Interfax, Novosti e Itar-Tass.

Según Medvedev, estos requerimientos de seguridad deben quedar refrendados en documentos jurídicos internacionales de obligatorio cumplimiento por todos los países que utilizan energía nuclear.

Precisó que las propuestas para elevar la seguridad de las centrales eléctricas nucleares serán presentadas en la próxima cumbre del Grupo de los Ocho (G-8), que se celebrará los días 26 y 27 de mayo en Deauville, en el norte de Francia.

El presidente ruso agregó que las organizaciones internacionales, en particular la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), deberán velar estrictamente por el cumplimiento de dichas exigencias.

Respecto a la situación de Japón, donde siguen intentando controlar la crisis desatada en la central nuclear Fukushima, Medvedev dijo que lo sucedido allí pone de manifiesto la necesidad de establecer nuevas normas para usar la energía nuclear de forma segura y pacífica.

Medvedev y el presidente de Ucrania, Víctor Yanukovich, visitaron este martes la central nuclear de Chernóbil, que hace 25 años fue escenario de la mayor catástrofe en la historia de la industria nuclear.

Ambos jefes de Estado rindieron tributo a las víctimas directas del accidente y a los "likvidátor" (liquidadores) que murieron por la alta exposición a la radiación, reportó Itar-Tass.

Poco antes, Medvedev y Yanukovich asistieron a una ceremonia religiosa en la iglesia de San Iliá en Chernóbil, la única que funciona en la zona de exclusión en torno a la siniestrada central nuclear.

Enseguida, ambos presidentes tomaron parte en la ceremonia de colocación de la primera piedra del monumento que será erigido en honor de las personas que participaron en la eliminación de las consecuencias de la catástrofe nuclear de Chernóbil.

Por último, los mandatarios depositaron flores en el monumento conmemorativo a los 28 "liquidadores", primeras víctimas de la mayor catástrofe nuclear.

La explosión del reactor número 4 de la planta nuclear de Chernóbil, ocurrida el 26 de abril de 1986 durante una prueba rutinaria de seguridad, provocó la contaminación radiactiva en una zona de 30 kilómetros en torno a la planta.

La radiación, equivalente a 200 bombas atómicas como la de Hiroshima, afectó a más de cinco millones de personas, principalmente en Rusia, Ucrania y Bielorrusia, según la Organización Mundial de la Salud.

Además, afectó territorios de casi 60 mil kilómetros cuadrados en Rusia, 50 mil kilómetros en Ucrania y 46 mil 500 kilómetros cuadrados en Bielorrusia.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, aseguró que la tragedia de Chernobil "fue una lección para toda la humanidad" y aseguró que el accidente "obligó a revisar la fiabilidad y seguridad de la energía nuclear".

NTX/GMP/FJ/

0
comentarios
Ver comentarios