La OTAN intensifica sus ataques en Libia y bombardea el palacio de Gadafi

Argel, 25 abr (EFE).- Los aviones de combate de la OTAN, que han intensificado en los últimos días los ataques aéreos contra diferentes objetivos en numerosas zonas de Libia, bombardearon hoy el palacio de Muamar al Gadafi en Trípoli.

Según los medios oficiales libios, las bombas destruyeron totalmente un edificio que albergaba las oficinas de Gadafi y que estaba situado en el interior del complejo residencial de Bab Al Aziziya.

Además del palacio, los bombardeos de los cazas de la OTAN alcanzaron "zonas civiles y militares" de Trípoli, según la agencia libia Jana.

Los bombardeos también han provocado cortes en las emisiones de las televisiones y radios libias, que han recuperado la normalidad poco después de los ataques.

La televisión oficial difundió imágenes de lo que ha sido presentado como los daños ocasionados por los bombardeos aéreos en el palacio-cuartel de Gadafi.

Decenas de personas se han concentrado en la zona, alrededor de un amasijo de hierros y cemento, gritando eslóganes contra la Alianza Atlántica y exhibiendo retratos de Gadafi y la bandera verde simbólica del régimen de Trípoli, según las mismas imágenes.

La primera reacción oficial a los bombardeos ha sido la del primogénito de Gadafi, Seif El islam, que ha calificado la operación de la OTAN de "cobarde".

"Esta agresión, llevada a cabo de noche, es cobarde y no nos atemoriza. No vamos a rendirnos, no vamos a levantar la bandera blanca", ha afirmado, en declaraciones divulgadas por Jana.

El presentado durante mucho tiempo como el posible sucesor de Gadafi al frente del país, ha considerado que "la OTAN ha perdido la batalla de antemano".

"La batalla de la Alianza Atlántica está perdida de antemano porque millones de personas apoyan a Muamar al Gadafi. Le siguen millones de jóvenes que no tienen miedo", ha añadido.

Hace dos días, los aviones de la OTAN bombardearon un objetivo en las inmediaciones del palacio de Gadafi, afirmando que se trataba de un búnker, mientras el Gobierno de Trípoli sostuvo que se trataba de un aparcamiento de vehículos privado.

En marzo pasado, antes de que la OTAN tomase el mando de las operaciones, aviones de la coalición llevaron a cabo los primeros bombardeos contra la residencia de Gadafi y destruyeron lo que fue presentado como un puesto de mando militar.

Desde hace más de una semana, los aviones aliados llevan a cabo ataques incesantes contra diferentes objetivos en numerosas ciudades libias como Sirte, El Hira, Gheryane, Khoms y también Bir El Ghnem.

Los medios estatales afirman que esos bombardeos han provocado la muerte de al menos 20 personas, lo que ha sido desmentido repetidamente por la OTAN.

Sin embargo, el aumento de la cadencia de los ataques aéreos de la OTAN no parecen haber disuadido a las fuerzas fieles a Gadafi de renunciar a sus ataques contra los civiles y la ciudad de Misrata, convertida en la plaza fuerte de la lucha contra el régimen de Trípoli y que sigue sufriendo el acoso de las bombas gadafista.

De nuevo hoy esta ciudad, asediada desde hace dos meses y privada de las condiciones de vida más elementales, ha sido objeto de intensos bombardeos con misiles Grad, de artillería pesada y de obuses de carros de combate.

Un habitante de la ciudad declaró a la cadena de televisión Al Arabiya que seis personas, incluidos dos niños, han muerto esta mañana.

Otro testigo indicó a Al Yazira que durante el fin de semana, otras 42 personas habían muerto y más de 150 resultaron heridas.

Bombardeos similares de los gadafistas se han sido registrado en las últimas horas en las localidades de Yefren, El Kalaa y Zenten, más al oeste, donde han muerto al menos cuatro civiles.

Rebeldes citados por Al Yazira han desvelado la preparación, por parte de las fuerzas gubernamentales, de un vasto ataque cerca de las fronteras con Túnez para retomar el control del paso fronterizo de Wazzen, que cayó en manos de los revolucionarios la semana pasada, tras intensos combates.

Por Samir Knayaz

0
comentarios
Ver comentarios