Rebelde acusa a insurgencia de matar a jefe alzado en Libia

Un comandante insurgente en Libia fue asesinado a tiros por sus compañeros mientras estaba en custodia después de que la dirección rebelde ordenó arrestarlo

BENGASI, Libia (AP) — El suceso podría ser sintomático de una división importante en las filas del movimiento armado que pretende derrocar a Moamar Gadafi.

El misterio en torno a la muerte de Abdel-Fata Younis suscitó temor e incertidumbre en Bengasi, la capital rebelde de facto. Generó además preocupación entre los aliados occidentales que apoyan a la insurgencia, la cual controla la mayor parte de la región oriental de Libia.

El Consejo Nacional de Transición, el organismo de dirección de la insurgencia, afirmó que investiga la muerte de Younis.

El consejo culpó del hecho a "hombres armados" sin identificar, no confirmó el arresto de Younis y afirmó que éste fue muerto a tiros cuando lo trasladaban a Bengasi, donde había sido llamado para discutir "un asunto militar".

Sin embargo, un rebelde subordinado a Younis dijo a The Associated Press que a Younis se lo llevaron el miércoles antes del amanecer desde su sala de operaciones militares en Zoueitina, exactamente al este del frente principal contra las fuerzas de Gadafi.

Combatientes de una facción rebelde conocida como la Brigada de los Mártires del 17 de febrero llegaron hasta la sala de operaciones militares y exigieron a Younis que los acompañara para interrogarlo, dijo Mohammed Agoury, quien afirmó presenciar cuando se lo llevaron.

Agoury señaló que intentó acompañar a su comandante, "pero Younis confió en quienes se lo llevaban y se fue con ellos solo". "En contraste, ellos nos traicionaron y lo mataron", apuntó.

El cadáver de Younis fue encontrado el jueves, tirado en las afueras de Bengasi junto con los cuerpos de dos coroneles que eran sus colaboradores principales. Los tres fueron baleados y sus cadáveres quemados.

La Brigada de los Mártires del 17 de febrero es un grupo integrado por cientos de civiles que se alzaron en armas y se sumaron a la rebelión contra Gadafi.

Miles de dolientes acompañaron el viernes la procesión del funeral del jefe militar asesinado. Los participantes en la procesión coreaban "Los mártires son los amados de Dios" mientras transportaban el féretro a un cementerio en Bengasi.

___

El corresponsal de The Associated Press, Hadeel al-Shalchi, en El Cairo, contribuyó a este despacho.

0
comentarios
Ver comentarios