Exministro colombiano Arias, ingresado en una instalación militar por corrupción

Bogotá, 27 jul (EFE).- El exministro colombiano de Agricultura Andrés Felipe Arias fue recluido hoy en la Escuela de Caballería del Ejército Nacional, en el norte de Bogotá, luego de que el martes se ordenara su ingreso a prisión dentro de un proceso por corrupción, informaron las autoridades carcelarias.

Arias fue ingresado en el "tercer piso del casino de oficiales" de la Escuela de Caballería del Ejército Nacional, precisó el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec, estatal) en un comunicado difundido en la capital colombiana.

La autoridad carcelaria aclaró que el lugar de reclusión del exministro de Agricultura fue autorizado por el jurista Orlando Fierro, magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, que el martes por la tarde ordenó su ingreso en prisión.

Fierro presidió la audiencia publica en la que la fiscal general del país, Viviane Morales, imputó a Arias los delitos de "peculado por apropiación a favor de terceros y firma de contratos sin el lleno de requisitos" y pidió que fuera privado de la libertad.

Además de acoger los cargos, que también fueron respaldados por el Ministerio Público, Fierro consideró que la detención sin derecho a fianza del exfuncionario era "adecuada y necesaria", lo mismo que "procedente", para evitar que obstruyera la justicia.

El magistrado ordenó entonces que Arias fuera ingresado en la penitenciaría central de La Picota, situada en el sur de Bogotá, pero hoy, ante una solicitud del exministro, que alegó riesgos para su seguridad, autorizó su reclusión en la instalación militar, situada en el norte de Bogotá.

Arias, quien pasó su primera noche como detenido en la sede central de la Fiscalía General, fue trasladado al cuartel por funcionarios de esta misma entidad judicial.

Allí fue recibido y reseñado por guardianes del Inpec, organismo que delegó en el director de la Escuela de Caballería, el teniente coronel Ulises Figueredo Varón, la función de "alcaide" en el caso de Arias, "para garantizar el cumplimiento del régimen interno, así como la seguridad, la custodia y la disciplina".

Asimismo, el Inpec dejó en manos del director de La Picota, Álvaro Valencia Isaza, "la supervisión y la verificación del cumplimiento de la medida de detención".

Arias está implicado en un escándalo por la asignación irregular de subsidios no reembolsables del llamado programa Agro Ingreso Seguro (AIS), instituido por él cuando ejercía como ministro de Agricultura en el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010), de quien fue un fuerte aliado.

Los fondos fueron distribuidos de manera discriminada y una parte de ellos fue a manos de grandes hacendados de la costa norte, como las familias Vives Lacouture y Dávila, corredores de bolsa, reinas de belleza y familiares de altos cargos gubernamentales.

Según concluyó la fiscal Morales, Arias utilizó este programa con fines políticos, para promover su campaña como precandidato presidencial por el Partido Conservador Colombiano (PCC), aspiración que contaba con el respaldo de Uribe.

Al menos cinco subalternos de Arias han sido procesados tanto por la jurisdicción penal, como por la disciplinaria, a cargo de la Procuraduría General, que el pasado 19 de julio lo destituyó de manera retroactiva y lo inhabilitó para el ejercicio de cargos públicos por dieciséis años.

0
comentarios
Ver comentarios