Inician juicio por abuso sexual a líder de secta polígama en Texas

Dallas, 25 Jul (Notimex).- La justicia de Texas abrió hoy juicio a Warren Jeffs, líder de la mayor secta polígama de Estados Unidos, la Iglesia fundamentalista de los santos de los últimos días, por cargos de asalto sexual y bigamia, punibles hasta con cadena perpetua.

El proceso en contra del líder de la mayor rama disidente de la Iglesia mormona, cuya ruptura se debe al mantenimiento de la poligamia, se inició este lunes, con la selección del jurado en una corte estatal de San Ángelo, en el suroeste de Texas.

La Oficina del Procurador General de Texas informó que Jeffs enfrenta desde julio de 2008 acusaciones de las autoridades estatales por dos cargos de asalto sexual y uno de bigamia.

Los cargos contra Jeffs se desprenden de evidencias y testimonios recabados en abril de 2008, tras la incursión de las autoridades estatales al rancho Yearning For Zion, propiedad de la secta.

En esa incursión al sitio, ubicado cerca de la comunidad de El Dorado, en el suroeste de Texas, las autoridades estatales tomaron bajo su custodia a más de 400 niños que se encontraban en el rancho, y confiscaron cientos de cajas de documentos.

La masiva separación de padres e hijos dio pie al mayor caso de disputa de custodia registrado en la historia de Texas.

Jeffs, de 55 años, se encontraba preso en Utah, tras haber sido detenido, procesado y declarado culpable en 2007 de dos cargos de violación como cómplice, por haber presidido un matrimonio de una menor de 14 años, integrante de la secta, con un primo hermano de ella.

En julio de 2010, la Suprema Corte de Utah desechó el veredicto de culpabilidad contra Jeffs, y tras la decisión, el gobernador de ese estado, Gary Herbert, y el de Texas, Rick Perry, firmaron un acuerdo para la extradición de Jeffs, que procedió en diciembre pasado.

Desde entonces, el líder religioso ha permanecido detenido en una cárcel de esta entidad sin derecho a fianza.

La incursión de las autoridades de Texas en el rancho de la secta en 2008, motivo también acusaciones contra otros 12 miembros del culto, a los que se encontró evidencias de sostener relaciones sexuales con menores de edad.

La mayor parte de los integrantes de la secta residen en comunidades del sur de Utah y norte de Arizona, pero desde hace unos años, algunos se extendieron a Texas y se establecieron en el rancho cerca de la comunidad de El Dorado.

NTX/FTD/LGS/

0
comentarios
Ver comentarios