El Gobierno chileno niega que militares ingresaran a territorio peruano

Santiago de Chile, 29 feb (EFE).- El Gobierno chileno afirmó hoy que las operaciones de desminado que llevó a cabo en el norte del país se realizaron en territorio bajo su soberanía y descartó así que militares chilenos hayan ingresado a áreas peruanas en el marco de esas labores, tal como denunció el país vecino.

"El conjunto de las tareas que nosotros efectuamos fueron en territorios y en los espacios marítimos chilenos, sujetos a soberanía, jurisdicción y control de nuestro país, en conformidad con los tratados vigentes", afirmó el ministro chileno de Defensa, Andrés Allamand.

En declaraciones a los periodistas, Allamand consideró además que este es "un tema cerrado" tras el comunicado oficial emitido ayer por el Ministerio de Relaciones Exteriores, en respuesta a una nota de protesta enviada por Perú.

En ella, Perú aseguró que el 23 de febrero personal técnico peruano "pudo constatar la presencia de efectivos chilenos en un área de territorio peruano, entre el Hito 1 y la orilla del mar, realizando labores de señalización del curso del deslizamiento (de tierras) que alcanzó territorio de Perú".

Por su parte, la Cancillería chilena no hizo ayer mención al supuesto ingreso de militares chilenos a Perú y se limitó a señalar que es su "deber" evitar el ingreso de personas no autorizadas en el área de riesgo de su territorio.

"Chile dispuso la implementación inmediata de las medidas necesarias para el resguardo de la seguridad de las personas, ofreciendo prontamente su cooperación e intercambio de información con el Perú, de conformidad con las obligaciones internacionales aplicables y en especial, las que derivan de la Convención de Ottawa", según la Cancillería.

Las operaciones de desminado se activaron debido a que las intensas lluvias de hace una semana provocaron el desplazamiento de minas antipersonales y antitanque, que se sembraron en esa y otras zonas fronterizas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

La semana pasada, la frontera de Perú y Chile permaneció cerrada por dos días mientras se limpiaba de minas la zona, y ayer el Gobierno chileno anunció que volverá a cerrar el paso durante algunas horas cada día entre el domingo 4 y el domingo 11 de marzo.

En Santiago, Allamand presentó hoy, junto al ministro de Hacienda, Felipe Larraín, un anteproyecto de ley para las víctimas de minas antipersonales.

Según Larraín, hasta el momento hay 140 víctimas registradas, que recibirán una bonificación única de entre 1,5 y 3 millones de pesos (de 3.125 a 6.250 dólares) y una pensión vitalicia de entre 73.000 y 167.000 pesos (de 152 a 348 dólares), entre otros beneficios.

Larraín explicó que este anteproyecto se enmarca en los compromisos adoptados por Chile en el marco de la Convención de Ottawa, que firmó en 2002 y que regula el empleo, almacenamiento, producción, venta y destrucción de las minas antipersonales.

Se calcula que en Chile hay aún unas 189.000 minas, y este país dispone hasta 2020 para completar su eliminación, gracias a un aplazamiento aprobado el pasado diciembre en una reunión de los países miembros de esa convención.

0
comentarios
Ver comentarios