?No se olviden de nosotros?: testigo del infierno sirio en Homs

París, 29 Feb (Notimex).- En medio de los intensos bombardeos en Homs, un joven sirio logra enviar un mensaje gracias a una conexión clandestina de internet para pedir ?no se olviden de nosotros y digan al mundo que Bashar al-Assad está matándonos uno a uno?.

Desde su refugio en el distrito de Baba Amr, escenario de la peor ofensiva del régimen del presidente sirio Bashar al-Assad contra los opositores desde hace casi un mes, Abu Bakr parece ser una de las últimas voces que dan cuenta de ese infierno.

?Escuchen las bombas que caen sobre nuestras cabezas. No nos olviden. Digan al mundo que al-Assad está matándonos uno a uno, antes de que sea demasiado tarde?, imploró el joven cibernauta de 22 años, en su mensaje, reproducido en un reportaje del diario francés Le Figaro.

En el periodo de un mes, seis de sus compañeros murieron en los bombardeos, entre ellos Rami Ahmad al-Sayed, uno de los periodistas ciudadanos más activos de Homs, que transmitía a través de su propio sitio en YouTube la irrefutable evidencia de los abusos del régimen.

El mismo Abu Bakr es un ?milagro?, ya que la semana pasada estuvo en el centro de prensa -improvisado por la oposición- durante el ataque que costó la vida a dos periodistas occidentales y dejó heridos a otros dos.

?Es como si el régimen sirio intentara deshacerse de los últimos testigos cargantes, antes de un asalto terrestre a Baba Amr para destruir el corazón de la rebelión?, sostuvo el joven, quien se dijo aún comprometido a seguir informando ?pase lo que pase?.

Equipado con su pequeña cámara digital -lo único que pudo rescatar de entre los escombros-, Bark filmó de la mañana a la noche las calles llenas de hoyos, las casas desfiguradas por los proyectiles, charcos de sangre en el pavimento, heridos gritando de dolor...

?Ya no reconozco mi área. Creo que estoy en una película de horror?, dijo y refirió que en el día ?caen cohetes desde el cielo, a veces a razón de 20 por minuto? y por la noche ?francotiradores apostados en los tejados disparan contra todo lo que se mueva?.

Pero nada sorprende a Abu Bakr, ?ya perdí todo, y ya no tengo nada que perder?. Todavía hace un año caminaba tranquilo por las calles, era parte de esos estudiantes dóciles y apolíticos, centrado en sus estudios de ingeniería en la Universidad al-Bath de Homs.

De pronto comenzó a alternar con la disidencia, ?¿cómo mantenerse indiferente a la tortura infligida contra los manifestantes, contra los niños, contra las balas disparadas contra procesiones de funerales??, increpó.

En Homs, una de las primeras ciudades que apoyó a la oposición, la Universidad fue requisada por el ejército para almacenar los lanzacohetes que ha usado con brutalidad. Indignado, Abu Bakr decidió poner sus conocimientos de informática al servicio del movimiento.

Este joven sirio no tiene noticias de sus padres desde hace un mes, a pesar de que la casa familiar está ubicada a sólo tres cuadras de su refugio, pero ?andar a pie hasta ahí, lleva al menos dos horas, pues los chibihas (militares) deambulan por todas partes?.

Para caminar por las calles debes hacerlo a lo largo de las paredes y ocultarte en el armazón de los vehículos para evitar ser capturado, explicó Bakr al recordar que una vez hizo el recorrido y a su llegada vio que su casa ?no era más que un montón de escombros?.

Pero el impacto fue mayor al observar unas pequeñas manos inertes, ?perdí la conciencia cuando me acerqué y confirmé, mis dos pequeños hermanos, Rami de 3 años y Maya de un año y medio. Qué mal hicieron para merecer tal suerte??, fustigó.

Hasta ahora desconoce si su otro hermano, tres hermanas y sus padres se encuentran en algún hospital clandestino o están enterrados bajo los escombros de su casa, como tantas otras víctimas de los bombardeos.

Tras 11 meses de represión militar, que ha dejado unos siete mil 600 muertos, Abu Bakr está consciente de su realidad, ?no tengo elección, más que tratar de sobrevivir. La muerte es parte de mi vida cotidiana, se me enfrenta en cada esquina?, puntualizó.

NTX/VRR/FJ/

0
comentarios
Ver comentarios